Tras una reunión partidaria mantenida este lunes, el partido Justicialista resolvió fijar la nueva fecha del Congreso provincial para el próximo 18 de febrero, instancia en la que se adoptarán definiciones de cara a las elecciones de este año.

“Ante los plazos perentorios de la elección en Trelew, va a ser la mesa de conducción provincial la que resolverá el sistema de selección de candidatos, porque los tiempos no dan para esperar la realización del Congreso”, dijo el ‘Vasco’ Arrechea, en diálogo con ADNSUR.

El dirigente reiteró su postura personal en contra del sistema de internas abiertas, pero además recordó que la carta orgánica partidaria contempla la selección de candidatos mediante internas cerradas, es decir limitada exclusivamente a la participación de afiliados:

“Si el que participa de la elección es el PJ, para hacer una interna abierta habría que reformar nuestra Carta Orgánica –advirtió-. Ahora, dentro de un frente, hay que definir una posición en el Congreso luego de conversar con los representantes de las otras fuerzas políticas que participen de ese frente”.

El alto costo haría imposible solventar una interna abierta

Arrechea indicó que si bien en algún momento, en la década del 90, hubo internas abiertas en el PJ, las circunstancias actuales tornarían inviable ese sistema, por los altos costos que deberían ser afrontados por la estructura partidaria.

“Los más viejos tuvimos esa experiencia y sabemos que es una tarea descomunal –evaluó-. En la última elección había 450.000 electores y el PJ tiene 35.000 afiliados. Supongamos que en un frente sume otros 10.000 afiliados a otras fuerzas partidarias. Pero además, tiene que garantizar la elección para otros 400.000 electores llamados independientes, no sólo para los 50.000 propios. Sería una elección general a cargo del PJ. Entonces, muchachos, no hubieran derogado las PASO”.

Comparativamente, recordó que a través del sistema PASO el partido terminaba su tarea con la proclamación de candidatos, par parte de la Junta Electoral  y a partir de ahí el Tribunal Electoral, ya fuera nacional o provincial, se encargaba de todo el proceso: las mesas, los presidentes de mesa, el pago a funcionarios, seguridad, traslado de urnas, en fin, todo lo que es el aparato electoral”.

Arrechea: “Por el alto costo, no me entra en la cabeza que podamos organizar una interna abierta”

Al ser consultado si se realizó una estimación de costos, la respuesta fue tajante: “Yo no hice ese cálculo porque no me entra en la cabeza que podamos pensar en una elección abierta, encima con el agravante de que tampoco hay mucho control de quién vota para elegir a los candidatos. Es impensable que el partido tenga que organizar una elección así, con toda la infraestructura a su costo”.

Por otro lado, además de los cientos de millones de pesos que demandaría todo el andamiaje electoral a costo del partido, dijo que “filosóficamente tampoco estoy de acuerdo con que voten no afiliados para definir a los candidatos del partido. Creo que se debe respetar al afiliado. Por otro lado, pueden venir a votar personas de otros partidos, nadie controla eso, ni tampoco que puedan votar varias veces en distintas estructuras partidarias. No estoy de acuerdo con las internas abiertas ni tampoco las impulso”.

“Al eliminar las PASO, pero sin ley de lemas, quedamos al garete”

Se le preguntó si sus expresiones en torno a la eliminación de las PASO en Chubut implicaban también una crítica a un error de cálculo de quienes aprobaron esa norma, recordando que el autor del proyecto fue el justicialista Carlos Eliceche, sin tener garantizados los votos para la ley de lemas, que era el esquema más conveniente para la dirigencia del PJ.

“No sé qué pasó, porque el partido no intervino como organización política en esa discusión, si bien algunos peronistas estuvieron en esto. Derogar las PASO, pero con ley lemas u otro sistema, hubiera dado una precisión electoral, hubiera sido distinto; pero se derogaron nomás, sin otra alternativa y quedamos al garete”, dijo el dirigente, echando mano a un viejo dicho de altamar, en referencia a los buques que quedan navegando a la deriva, o a merced de los vientos. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!