Desde las 11 de la mañana de este jueves, se desarrollará la asamblea que va a designar a Miguel Arnaudo como nuevo director a cargo de la presidencia del Banco del Chubut. En la previa a esta decisión que tomarán los accionistas,  habló sobre la impronta que quiere darle a la entidad. 

Arnaudo, hasta ayer miércoles presidente del ISSYS, y  actual candidato por el Poder Ejecutivo a presidir el Banco del Chubut, explicó que los legisladores tendrán que evaluar el pliego y tomar sus decisiones.

"Me citaron para ir a la Legislatura el próximo lunes 24 de mayo. La propuesta para hacerme cargo de la presidencia del Banco me tomó por sorpresa, lo charlamos con el gobernador y tengo la sintonía de colaborar siempre con Mariano Arcioni. Estoy contento con el desafío”, dijo.

Y reconoció - en el programa "Sin Hilo" que transmite Canal 12 y ADNSUR, que mantuvo algunas reuniones, especialmente con el ministro de Economía Oscar Antonena "para ver las cuestiones del Banco y para organizar la salida del Instituto”.

Asimismo, afirmó que buscará darle su impronta a la entidad, y que para ello “Es muy importante cumplir con los parámetros del Banco Central  pero que el Banco del Chubut sea la herramienta financiera que permita el desarrollo de las actividades productivas de la provincia. Ese es uno de los objetivos más importantes”.

Por último, Arnaudo manifestó que desde su creación, el Banco apunta al fomento de las actividades comerciales y productivas, pero "hoy, la provincia necesita generar actividades productivas que produzcan un trabajo genuino, una mayor producción y riqueza. Si queremos vivir en una provincia mejor, necesitamos generar una mayor riqueza y producción. El Banco es una herramienta fundamental en el crédito, el apoyo financiero a las actividades productivas, a la generación de riqueza genuina y mayores puestos de trabajo”, señaló.