COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, y el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, evaluaron este sábado las condiciones de la continuidad de la cuarentena, cuyo plazo de vencimiento opera mañana pero que se espera una nueva extensión que sería anunciada esta tarde por el presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Entre los temas abordados, se analizó la situación que atraviesa la Provincia y los municipios, como consecuencia de la caída de la actividad económica generada por la pandemia del COVID-19.

También dialogaron sobre la situación petrolera vinculada a la caída del precio internacional del barril y su impacto en los ingresos de la Provincia y los municipios. Arcioni comentó a Luque el tratamiento que se dio dicho tema durante la videoconferencia con el Presidente de la Nación, y mencionó que como alternativa se está evaluando el establecimiento de un valor bajo la denominación de “barril criollo”.

El mandatario provincial volvió a detallar cómo la disminución del precio internacional impacta en las finanzas públicas, y aseguró que “se está trabajando en mecanismos que posibiliten mantener todo lo que se pueda la producción hidrocarburífera y los empleos del sector”.

Mencionó en ese sentido que esa tarea se está realizando de manera conjunta con los gremios del petróleo y también aquellos relacionados, de manera indirecta con la producción petrolera.

Arcioni también expresó a Luque los alcances de las conversaciones con el Presidente Fernández sobre la continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y su posible implementación zonificada por regiones y municipios.

Alternativas "para evitar que la crisis se agudice"

En cuanto a la situación petrolera, Luque señaló que “esta semana me reuní con Raúl Silva de UOCRA; Jorge Taboada de Camioneros; y José Lludgar de Petroleros Jerárquicos; y estuve conversando con Jorge Avila de petroleros; con quienes compartimos la misma preocupación. Estamos entre todos analizando la situación, para que se mantengan los puestos laborales y se proteja a las PYMES locales”.

“El ingreso proveniente de las regalías es fundamental para esta provincia, además de que en esta ciudad hay 50 mil personas que dependen de la industria, directa o indirectamente, por lo cual hay que buscar alternativas urgentes para evitar que la crisis se agudice”, expresó Luque.