COMODORO RIVADAVI (ADNSUR) - Un análisis de la elección del 9 de junio impone revisar los números con más calma, para encontrar motivos por los que el gobernador Mariano Arcioni pudo sumar 22.500 votos más que en las PASO: de 98.671 sufragios obtenidos el 7 de abril, saltó a 121.188. La reducción de votos en blanco y el aumento en la participación de votantes, en 3 puntos porcentuales, explican gran parte de ese crecimiento, ya que el PJ logró retener la casi totalidad de los votos que habían sumado sus 3 pre candidatos en las primarias, con una dispersión de sólo 1.500 sufragios.

Si se observa lo que ocurrió en las PASO 2019, el primer dato a considerar es que el PJ perdió una mínima cantidad de apoyos, a diferencia de lo que había pasado en las legislativas 2017, cuando perdió alrededor de 27.000 votos entre agosto y octubre. No podrá haber esta vez “pases de factura” ni búsqueda de traiciones: hubo una leve disminución desde los 101.008 apoyos obtenidos en agosto, frente a los 99.540 reunidos el último domingo.

Lejos quedó la marca de octubre 2015, cuando al entonces FPV no le alcanzaron 113.054 votos para superar a Mario Das Neves, que cosechaba  116.542 sufragios, con un histórico 79,3% de participación del padrón de electores, que reunió 332.351 votos emitidos.

En ese contexto, impacta más el resultado del domingo último. Con un número de votantes inferior, ya que participaron 320.533 personas, es decir 12.000 menos que hace 4 años, el número alcanzado por Arcioni supera incluso aquella marca del propio Mario Das Neves. ¿Dónde cosechó esos apoyos?

Menos votos en blanco y más participación que en las PASO

Otro dato a considerar es que no sólo hubo una mínima dispersión del PJ en relación a las PASO, sino que también el candidato de Cambiemos, Gustavo Menna, mejoró levemente su performance de las PASO: en abril había obtenido 43.560 votos, mientras que el 9 de junio se elevó a 45.422 sufragios, siempre de acuerdo con el escrutinio provisorio.

Es en el aumento de la participación de votantes, en comparación a las PASO de este año, donde aparece un primer indicador importante en cuanto a números: en efecto, entre octubre y agosto la cantidad de votantes se incrementó en 9.427 votantes.

Otro factor que puede explicar la diferencia positiva del gobernador es la reducción del voto en blanco: fueron 33.476 sufragios, entre blancos y nulos, alcanzando casi el 11% del total en abril, mientras que en junio esa categoría bajó a 25.560. Es decir, se incorporan 7.916 votos positivos.

No se puede saber con certeza hacia dónde fueron esos más de 17.000 votos nuevos, pero está claro que al mantenerse casi sin cambios las otras opciones, bien pueden explicar gran parte de la suba de 22.000 nuevos apoyos cosechados por Arcioni.

Entre las demás fuerzas partidarias, hay otros dos aspectos a consdierar: Carlos Whom, candidato del Partido Independiente de Chubut, tuvo una merma importante en junio, con 4.888 votos, ya que en abril había obtenido 8.126 sufragios. Y también se dispersaron los 4.000 electores que en agosto habían acompañado a José Luis Giusi (PSA), cuya candidatura fue retirada en aras de un supuesto acuerdo con Carlos Linares.