RAWSON (ADSUR) – En el marco de la apertura de sesiones legislativas, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, destacó en relación al aspecto financiero que "en ninguna oportunidad se dejó de cumplir con la totalidad de la deuda". Remarcó en relación a ello que "se ha logrado reducir la emisión de letras logrando que el saldo disminuyera en un 57% respecto a octubre de 2017 y que la deuda de tesorería ha disminuido a la mitad en relación al total a pagar”, detalló. Subrayó también que "se mantuvo la liquidación de los saldos remanentes en la proporción a cumplir las obras para municipios”. Mencionó a su vez que “el 2017 ha sido significativo por la circunscripción del consenso fiscal y a la fecha eso no se ha logrado" por lo que reiteró "el impacto que para la provincia tiene el consenso fiscal y las consecuencias en caso de no aprobarse".

Arcioni inició el acto indicando que la inauguración de sesiones es para “dar cuenta del estado de la administración y necesidades públicas. Llegué a este lugar por circunstancias dolorosas. El proyecto lo inspiró y ejecutó Das Neves. Él es conductor de una propuesta conciliadora aunque el destino no le permitió”, expresó el gobernador.

“El proyecto seguirá hasta el fin del mandato. Vengo a esta casa donde estuve durante dos años ocupando la presidencia”, resaltó. Y agregó que “han pasado muchas cosas desde el momento en que me tocó asumir; la mayoría de ellas me llenan de un dolor profundo, sobre todo las que incidieron directa o indirectamente en las acciones de este Poder Ejecutivo en beneficio de la gobernabilidad y en ello el darle respuesta a la gente. Igualmente seguiré adelante porque tengo un compromiso constitucional y estoy dispuesto a cumplirlo”, remarcó.

Y planteó que “la situación límite generada por distintas crisis no sólo ponen a prueba nuestra valentía para enfrentarlas sino también nuestra inteligencia para resolverla. Nada se resuelve por el camino de la confrontación y eso lleva a una decadencia y reduce la esperanza de la gente. Gobernar es hacer realidad el deseo de la gente, tener una vida digna, pensar en salud, gozar de cultura y poder ascender”.

“Dentro de cada hogar flota el anhelo de progreso y por eso tenemos que trabajar, apoyados en la cultura del trabajo, el esfuerzo y la honestidad. Es lo que esperan de nosotros y lo que debemos darle. La Argentina pasó por enumerarles crisis económicas y de todas se ha levantado, pero lo hizo cuando quienes tenían que tomar decisiones entendieron que no había otro camino que la palabra”.

“Vengo a decirles que tengo la tranquilidad de saber abordar y salir de esta crisis, cómo sacar la provincia adelante y tengo la convicción que para lograrlo necesito de todos. Desde esa convicción encararé este desafío inesperado pero que me encontró con un equipo dispuesto a darlo todo”, sostuvo Arcioni.

Y recordó que “junto a Das Neves nos tocó recibir una provincia en quiebra que viene del gobierno anterior que no supo resolver los problemas y dejó miles de millones de deuda”.

A su vez, remarcó que “la segunda parte tuvo como estrategia convertir a Chubut en una provincia integrada y productiva poniendo en valor el suelo, su mar y paisaje. Como la eterna voluntad de la gente siempre dispuesta a construir un lugar donde vivir”.

“Este camino nos encontró con escollos, enfrentamos una histórica caída en el precio del barril del crudo, y con ello, la caída de regalías que son el soporte de nuestra economía interna. Con uñas y dientes defendimos los puestos laborales y junto a los gremios para sostener la paz social. Pero no somos ajenos a los vaivenes del país y el cambio de rumbo implicó ajustes que perjudicaron las economías regionales”, planteó.

Remarcó que “empezamos a sentir el rigor de las medidas centrales. Debimos adaptarnos pero no rendirnos y seguir peleando para un genuino desarrollo de los pueblos”.

Arcioni planteó que “en ese ir y venir entendimos que teníamos que dar pasos firmes y prolongado debate sobre la aprobación de leyes sobre el Pacto Fiscal puso a prueba nuestra capacidad de diálogo y entendimiento como el ejercicio de nuestras responsabilidades”.

“Este gobierno logró un amplio consenso social para la aprobación de las leyes elementales para volver a caminar con la mínima cantidad de tropiezo y quiero agradecer el apoyo de intendentes y jefes comunales, organizaciones sociales, comerciales y gremiales que a través de sus representantes entendieron que había una salida. Vinieron a nuestra casa con un gesto solidario y comprensivo porque sabían que no buscábamos nuestra salvación sino sacar del riesgo a los chubtuenses. Fueron gestos genuinos que no vinieron del apriete”, remarcó.

Y sostuvo que “nunca quise imponer nada, siempre edificar consensos porque de eso se trata la democracia y política. Uno puede estar de acuerdo o no con algunas medidas pero a veces debe anteponerse el interés general”.

Arcioni planteó que “no está bien que no cumplamos con lo que prometimos. Perdemos de vista la mirada de la gente porque nos empieza a mirar de reojo y tenemos que honrar nuestra palabra para estar frente a frente mirándonos a los ojos. Perdón si soy políticamente incorrecto pero hay valores que no deben perderse”.

“La política no debe convertirse en un choque de egos y tenemos que hacer posible lo que la gente quiere y se merece”, remarcó. Y pidió que “honremos a la democracia que no es otra cosa que el pensamiento crítico, tolerancia y bienestar general. Honrémonos ejerciendo el deber público con transparencia y aportando soluciones”.

“Señores diputados: no viene al recinto a dar lesiones de nada. Sólo expreso lo que me dictan mis convicciones como ciudadano común frente a las responsabilidades públicas”, indicó. Y agregó que “tengo en claro mis deberes y obligaciones; no estoy para arar sobre el mar sino para caminar sobre tierra firme para cumplir mis responsabilidades”.

El gobernador pidió que “miremos para adelante porque es un año de aguas políticas relativamente calmas y propicias para el diálogo en búsqueda de soluciones”. Y sostuvo que “aún no alcanzo a entender el porqué de esta situación. Tenemos desde el gobierno cosas para reprocharnos pero también la convicción de que hemos llevando siempre la verdad de las negociaciones para que dos leyes impresionables sean aprobadas”.

“En relación al aspecto financiero, debe destacarse luego de la confusión periodística que en ninguna oportunidad se dejó de cumplir con la totalidad de la deuda. Vinculado con ello no puedo dejar de mencionar que se han logrado reducir la emisión de letras logrando que el saldo disminuyera en un 57% respecto a octubre de 2017 y que la deuda de tesorería ha disminuido a la mitad en relación al total a pagar”, detalló.

Y “debo informar que se mantuvo la liquidación de los saldos remanentes en la proporción a cumplir las obras para municipios”.

Respecto a las relaciones fiscales “el 2017 ha sido significativo por la circunscripción del consenso fiscal y a la fecha eso no se ha logrado -lamentó- por lo que quiero reafirmar el impacto que para la provincia tiene el consenso fiscal y las consecuencias en caso de no aprobar el mismo”.

“El principal inconveniente denominada suspensión del pacto fiscal dos puesto que la misma establece que el estado nacional y las provincias acuerdan suspender los plazos del cumplimiento. En consecuencia, la no aprobación de Chubut haría operativa todas las clausulas pendientes del pacto fiscal dos que debían estar cumplidas a julio de 1995 y que se fueron renovando. El 18 de octubre de 2015 se prorrogaron hasta diciembre de 2017, al no aprobar Chubut el consenso fiscal, venció la prórroga del pacto dos y debemos derogar el impuesto así y hay instrumentos que inciden en el costo de lso procesos productivos, derogar los impuestos municipales que graven combustible y gas, los intereses de plazos fijos débitos”.