Este martes la Anses presentó ante la justicia previsional un escrito pidiendo que se archive el juicio que Cristina Fernández de Kirchner inició en 2017 en reclamo del pago a la vez de dos prestaciones de privilegio que suma unos $2,8 millones mensuales.

Ante la solicitud, el organismo renunció a la defensa de los intereses del Estado y se respondió afirmativamente al requerimiento hecho el viernes último por la vicepresidenta. Por una resolución que emitió la Anses en marzo de este año, Cristina está cobrando desde abril las dos prestaciones cada mes, aun cuando una sentencia favorable a la demanda había quedado en suspenso tras ser apelada por el propio organismo previsional, indicó La Nación. 

Las prestaciones son por carácter de expresidenta y la otra, por ser viuda del también expresidente Néstor Kirchner. Uno de los pagos había sido suspendido a inicios del gobierno de Mauricio Macri donde se argumentaba una incompatibilidad legal. Esto provocó la demanda en reclamo de  la restitución del pago mensual, sino también el cobro de los montos retroactivos con intereses y la devolución de lo descontado por el impuesto a las ganancias. 

En el nuevo escrito presentado en la Cámara Federal de la Seguridad Social se afirma que “la cuestión debatida en autos se ha tornado abstracta”, por lo cual se pide “que se tenga por desistida la apelación interpuesta por mi parte, ordenándose el archivo de las presentes actuaciones”.

El juicio tenía un fallo de primera instancia suspendido y la Anses decidió empezar a pagarle a Cristina Kirchner lo que ella estaba reclamando.  La explicación dada en ese momento ante la Justicia fue que la Procuración del Tesoro de la Nación, a cargo de Carlos Zannini, expresó su opinión favorable al pedido de la vicepresidenta, y sostuvo que no hacía falta esperar la resolución del litigio para que se le empezaran a abonar los dos beneficios.

Según indicó el exsecretario de Seguridad Social Alejandro Chiti, las dos prestaciones sumarían ahora alrededor de $2,8 millones. “Lo que se hizo es una vergonzosa maniobra entre la Anses, Zannini y la vicepresidenta, para quedarse con dos jubilaciones de privilegio y cobrar un retroactivo que puede superar los $120 Millones. Con el dinero ahorrado por el brutal ajuste a los jubilados, la Anses le paga jubilaciones millonarias a la vicepresidenta”, consideró.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!