Tras el atentado que sufrió la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner el jueves pasado cuando llegaba a su casa en el barrio de Recoleta, donde un joven intentó matarla con un arma de fuego, hay serios cuestionamientos acerca de la seguridad de la mandataria.

A cuatro días del ataque, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, confirmó que le ofreció su renuncia al presidente Alberto Fernández y afirmó que “los protocolos se han cumplido” por parte de la Policía Federal durante el operativo de custodia.

“Lo primero que le dije al Presidente es que yo estaba dispuesto, cuando él lo decidiera, a correrme” del cargo, admitió Fernández según publica Página 12, quien quedó en el blanco de las críticas luego de que Fernando Sabag Montiel le gatillara a la vicepresidenta dos veces a centímetros de su cabeza.

Fernández lamentó las críticas que recibió por parte de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, por el accionar de la custodia en el atentado contra la ex mandataria: “Lo de Hebe me duele en el alma porque no sabe lo que pasó y opinó sin saber nada de lo que se ha hecho”, dijo a la prensa este lunes por la mañana.

Tweet de IP noticias
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!