El secretario de Comercio Interior de la Nación, Roberto Feletti, adelantó este martes que en las próximas semanas comenzará a revisar el alza que registraron los precios de los medicamentos. Según relevamientos del Colegio de Farmacéuticos, las subas promediaron el 45% y los de mayor prescripción médica se encarecieron 86% en lo que va de 2021.

“No puede haber consumos esenciales sin regulación estatal. Vamos a empezar a revisar el tema suba de precios de los medicamentos”, señaló el funcionario en diálogo con radio Futurock. Al respecto, anticipó que mantendrá reuniones con la titular del PAMI, Luana Volnovich, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, a fin de “ver el estado de situación y avanzar en lo necesario”.

Feletti consideró que “algún tipo de intervención tiene que haber porque sino no hay política de ingresos que se sostenga”. Señaló que los medicamentos forman parte de los consumos esenciales y por lo tanto, deben estar regulados.

“Podés tener la mejor paritaria, la mejor fórmula de movilidad previsional, pero si todo se te va con la canasta estamos mal”, planteó el funcionario.

El rechazo de los laboratorios

Tras sus dichos, la industria farmacéutica emitió un comunicado y consideró que “resulta innecesario alterar las reglas de la libre competencia a través de mecanismos de congelamiento de precios”.

“Desde hace muchos años la industria farmacéutica presente en Argentina viene haciendo grandes esfuerzos para sostener la accesibilidad de los medicamentos a los principales financiadores, obras sociales y prepagas, en muchos casos con coberturas que llegan hasta el 100% del valor para los pacientes, tal como ocurre en los tratamientos oncológicos y especiales y en el programa Vivir Mejor implementado por el PAMI, con un sustancial aporte de los laboratorios”, afirmaron la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA) y la Cámara Empresaria de Laboratorios, a través de un texto conjunto.

Las tres cámaras manifestaron que “teniendo en cuenta la presencia de más de 350 laboratorios y 229 plantas industriales en el país, con 7.300 marcas y más de 16.000 presentaciones de medicamentos con distintos principios activos que compiten en un entorno en donde en la dispensa intervienen más de 14.000 farmacias, resulta innecesario alterar las reglas de la libre competencia, a través de mecanismos de congelamiento de precios”.

En ese sentido, ratificaron su compromiso para con el gobierno nacional, financiadores públicos y privados de la salud, la comunidad médica y los pacientes, “de mantener los valores promedio de los medicamentos en línea con la dinámica evolutiva de precios del IPC del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec)”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!