BUENOS AIRES - El ex vicepresidente, ex ministro de Economía y ex titular de la ANSES, Amado Boudou, fue condenado a cinco años y diez meses de cárcel e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por el Tribunal Oral Federal 4: la Justicia determinó que era culpable de haber cometido los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho pasivo al haber comprado de modo irregular la ex imprenta de billetes Ciccone Calcográfica. Fue a la cárcel. En agosto del 2018. Hoy, está en su casa. Y acaba de conocerse que volvió a trabajar como asesor del Estado. 

A mediados del mes pasado, el juez Daniel Obligado le otorgó el arresto domiciliario. Y este lunes se conoció que es el nuevo consejero económico del gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela. La noticia, que contradice el fallo judicial por el que entró y salió de prisión, fue confirmada por el propio mandatario provincial en una entrevista con la radio AM 530.

"Estábamos ayer en teleconferencia con el compañero Amado (por Boudou)", anunció Quintela, y agregó: "Tratamos un problema en particular: queremos desendeudar a los empleados públicos de La Rioja. Muchos tienen su salario comprometido, por estas financieras encubiertas, como Garbarino, Musimundo, o Tarjeta Naranja, ya que les financian las compras de los productos que ellos venden y luego, como son financieras, les comprometen el salario. Con el banco (de La Rioja) queremos comprarles estas deudas a los trabajadores, y darles un crédito. Se lo vamos a cobrar en cuotas que tendrán un 10 por ciento de interés anual", se entusiasmó el gobernador.

Amado Boudou trabaja como asesor del gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela

Y precisó el trabajo de Boudou sobre esta cuestión: "Boudou va a ir a la vanguardia... Tengo un aprecio personal por él. Y ayer me emocionó verlo. Verlo con sonrisa. Si me está escuchando quiero mandarle un saludo. Me ayudó mucho cuando estaba en la ANSES", contó, palabras más, palabras menos.

La novedad, que tiene un alto impacto en el poder, ya causó estrépito en la opinión pública informada de La Rioja, y también en legisladores de esa provincia.

El gobernador Quintela informó que estaba muy contento con tener a Boudou como asesor. Se celebró a sí mismo por la medida que tomaría respecto a los créditos que los empleados públicos de su gestión tomaron con empresas privadas, pero no especificó qué costo fiscal tendría para las arcas estatales la propuesta de Boudou.

Según cálculos del periodista Eduardo Nelson Germán, hechos a través de documentos públicos, la deuda de los empleados públicos riojanos con las entidades mencionadas por Quintela ascendería a los 6 mil millones de pesos.

Un tribunal oral condenó a prisión efectiva a Boudou y determinó que nunca más en su vida podría ejercer la función pública debido a los delitos que cometió en el caso Ciccone.

Boudou, hoy, está arrestado en su casa, y trabaja asesorando a La Rioja.