RAWSON (ADNSUR) - El presidente saliente del Banco del Chubut, Javier Alvaredo, analizó su gestión luego de la asamblea en la que se aprobaron el Balance y la Memoria correspondiente al año financiero 2020. Destacó que el período en el que lideró a la institución fue un “corto pero eficiente y productivo” proceso de transformación “que sin dudas debe continuar” y agradeció la confianza depositada por el gobernador Mariano Arcioni para llevar adelante la gestión. Rodrigo Gaitán quedó a cargo de la presidencia del Banco.


Entre los principales ejes destacó el apoyo brindado al sector productivo de la provincia ante la necesidad que impuso la continuidad de un entorno macroeconómico y financiero desfavorable. Subrayó que el resultado contable del  Banco pudo sortear las dificultades financieras y económicas que marcaron las condiciones del 2020 tanto por la situación impuesta por la pandemia como por el efecto en los resultados del ajuste por inflación aplicado a los estados contables, sumado al contexto económico provincial. Además, las reducciones  impuestas por el BCRA en el esquema de tasas activas y pasivas, impactaron fuertemente en la rentabilidad del sistema bancario. 


Frente a esas condiciones, se adoptaron medidas para amortiguar el impacto económico: una mayor colocación de préstamos personales y para la banca Empresa, además del aumento de consumos con tarjetas de crédito, lo que permitió que a pesar de todo el panorama antes descripto, los resultados positivos del Banco sean sólo un 7,2% inferiores que el período anterior. 


Alvaredo remarcó que con la tarjeta Patagonia 365 se incrementaron los límites de consumo y  fijaron nuevos acuerdos comerciales para establecer promociones. Por otra parte, se avanzó en un convenio para darle de alta como medio de pago  para la compra de pasajes de Aerolíneas Argentinas, al igual que con la operadora del cerro de esquí La Hoya, en Esquel, políticas éstas que se profundizarán en un corto plazo.


El presidente saliente valoró el trabajo coordinado con todo el equipo de gobierno, enfatizando que “pudimos coordinar todos los lineamientos necesarios para llegar con asistencia a quienes más necesitaban, pero también se nos permitió trabajar con total libertad para llevar adelante otras herramientas que fuimos proponiendo como banco de fomento y como agente financiero del sector público”. 


A su vez, subrayó que “las decisiones  se abordaron siempre mediante un trabajo participativo con todo el directorio, lo que garantizaba la representación de los distintos sectores políticos y territoriales de la provincia”, agregando que “también agradezco el apoyo brindado por  la línea gerencial, todo el personal y la Asociación Bancaria, en un cambio notable de funcionamiento interno que dota de más agilidad, rapidez y fuerza a la institución”.