El caso investiga el reemplazo del buque San Ignacio por el Sofía B, donde el barco beneficiado tiene una capacidad de bodega cuatro veces mayor, que le permite pescar aproximadamente 10 mil kilos de langostino más por salida. Los funcionarios, en caso de ser condenados en juicio, podrían sufrir penas de hasta dos años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Desde el Ministerio Público Fiscal se afirmó que desde el organismo provincial “se ha autorizado al nuevo buque a obtener una cantidad sideral de cajones mayor a la permitida, contrariando lo dispuesto por la Ley Provincial de Pesca, y como consecuencia de ello afectando el recurso que la misma normativa protege”.

“Efectivamente el Ministerio Público Fiscal tiene elementos suficientes que apontoquen su pretensión, que deberá ser probada en el juicio”, aseguró Zaratiegui.  “En principio, Héctor Amado Rojas y Gabriela Dufour suscribieron una resolución contraria a la Ley Provincial de Pesca, no respetando lo que la normativa prevé”, indicó el juez para elevar el caso a juicio.

DE 400 A 870 CAJONES

Uno de los puntos del caso es que en el mismo expediente nombran distintas capacidades de bodega para el mismo barco.

Una resolución de noviembre de 2013 firmada por Dufour autoriza el remplazo transitorio del permiso que detentaba el Buque San Ignacio al B/P “Anave” indicando que “puede cargar y transportar hasta un máximo de 168 cajones de merluza de hasta 36 Kg y 403 cajones de Langostino de hasta 15 kg por cajón”.

En el mismo expediente, a los pocos meses, indica que puede “cargar y transportar hasta un máximo de 371 cajones de merluza de hasta 36 kilos netos, y para la especie de langostino hasta un máximo de 870 cajones de hasta 15 kilos por cajón”.

ANTECEDENTES

En el caso de la Diputada Dufour, la misma fue condenada a dos años y seis meses por “administración fraudulenta” en la preservación de bienes de Alpesca. La condena será revisada por la Cámara Penal, que decidirá si confirma o rechaza la sentencia.

QUÉ DICE LA LEY

El artículo 35 de la Ley Provincial de Pesca N° 75 admite el reemplazo de los buques solo por otra unidad de capacidad de bodega igual o menor.