Hizo referencia a la realidad provincial, recordando que la provincia pasa “momentos difíciles, al igual que todos los argentinos”.

Se dirigió en forma directa a los empleados públicos de la provincia en general y a los sindicatos en particular: “Yo sé que están pasando una situación difícil, sé que necesitan mayores ingresos, yo siempre voy a estar del lado del trabajador, eso ni lo duden, pero quiero que sepan también que las arcas de Santa Cruz tienen los ingresos que tienen y no nos alcanzan”.

Según declaraciones que publica este viernes La Opinión Austral, la gobernadora señaló que en la provincia “no hay amigos ni enemigos. Somos todos santacruceños y estamos todos bregando por sacar la provincia adelante”.

Recordó que “si hay 40 millones de argentinos que están en problemas, Santa Cruz forma parte de esos 40 millones y no puede ser una isla diferente de la realidad que estamos viviendo”.

Reconoció que hay algunas situaciones preocupantes. “El movimiento que tiene la provincia repercute en todos los sectores” y detalló que “si a las arcas provinciales ingresan 1.300 o 1.200 millones (por coparticipación, regalías, etc.), eso se traslada a todos los sectores de la comunidad que dependen de este circuito de ingresos”. Por eso, pidió “tener mayor templanza para estas cosas y la fortaleza de nuestros pioneros para ponernos a la altura de las circunstancias”.

“Quiero que les quede claro a todos: si hoy no podemos pagar los salarios que se merecen es porque no tenemos plata, no porque estemos encaprichados. Les pido que nos ayuden a salir adelante, a unirnos con vínculos solidarios, unirse trabajando por el otro”, enfatizó Kirchner.

LLAMADO A LOS DOCENTES

En particular, la hermana del ex presidente se dirigió a los docentes de la provincia. “Por favor, ayúdennos. No es que no queremos darles más ingresos: no podemos”. Aclaró que “en el momento que esto se pueda cambiar lo vamos a hacer”.

Resaltó que los docentes de Santa Cruz con el aumento propuesto, sin contar el incremento nacional, tendrían un sueldo líquido de 12.700 pesos, y destacó que “es junto con otra provincia la de los sueldos más altos del país”.

Agregó: “eso no quiere decir que alcance, pero también tengo que hablar de los empleados públicos, y llevo la bandera de ellos, que han sido absolutamente discriminados a través de los años porque no estuvieron en el orden de los aumentos que se les dieron a otros sectores”.

Se comprometió a “ayudarlos no sólo en la formación y capacitación sino también cuando se pueda dar los ingresos que corresponden” y especificó: “todos los días cuando me levanto, me pongo a trabajar para ver qué más podemos hacer para salir adelante y ser sustentables, porque si bien formo parte de los cuarenta millones de argentinos, quiero pensar cómo sacamos adelante a Santa Cruz. Todos los días lo hago trabajando todas las horas que sean necesarias”, concluyó.