RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, inauguró las sesiones ordinarias de la Cámara de Diputados. En su discurso, habló del rol clave que tendrá la energía para el crecimiento de la provincia a partir de obras como las represas, la usina térmica de Río Turbio y la generación mareomotriz. Habló de transformar el Estado como eje central del desarrollo económico. “Sinergia” y “valor agregado” fueron los otros conceptos utilizados.

para esta nueva etapa la mandataria postuló el Plan Estratégico “Santa Cruz, Energía para Crecer”. Hubo dos palabras clave, interrelacionadas, que circularon por todo su discurso de inauguración del período de sesiones ordinarias de la Cámara del pueblo: energía (desde una perspectiva económica, política y social) y sinergia (trabajo en conjunto y en comunidad, herencia del acuerdo santacruceño). Como corolario, el tercer término clave fue “valor agregado”.

“De un día para el otro no se puede transformar la realidad, pero trabajamos para que ello suceda”, indicó la gobernadora. En ese transcurrir, Kirchner recibió una administración con un déficit financiero de 510 millones de dólares y un stock total de deuda de 678 millones que en cuatro años pudo reducirse en dos tercios. Santa Cruz fue la única jurisdicción de la Patagonia que no tomó deuda en moneda norteamericana. Lo que sí cambió fue la relación Provincia-Nación.

Kirchner anunció que a mediados de año estará lista la investigación -con fondos del CFI- sobre el posible aprovechamiento energético, hídrico y mareomotriz de la provincia. “La amplitud de nuestras mareas podrían ser fuente de gran cantidad de energía cinética. Esto no es menor”, ratificó ayer la gobernadora, según detalla, La Opinión Austral. 

En el mundo, la energía hidroeléctrica representa un 25% de la producción mundial de electricidad. Por lo tanto, para el país y la provincia será clave la finalización de las dos represas sobre el río Santa Cruz, proyecto que aportaría un 15 por ciento más de energía al país. “(Para finalizarlas) se requiere de la inversión del Gobierno Nacional; su progreso significará una bisagra para la provincia y el país, capaz de abastecer a 600.000 hogares”, agregó la mandataria.

Alicia agregó que con el aporte de Nación también se buscará la finalización de la usina termoeléctrica de Santa Cruz, que ya tiene un avance físico del 85 por ciento, abandonada a su suerte durante los años de la Alianza Cambiemos.

Otro punto central mencionado tiene que ver con los recursos hidrocarburíferos. Por un lado, afirmó que se potenciarán las inversiones en los recursos no convencionales de la provincia (en la formación Palermo Aike) y en segundo lugar, mencionó que se potenciará la explotación secundaria y terciaria vía YPF. “Refundaremos los recursos convencionales con la legislación provincial que sea necesaria”, indicó Kirchner y agregó: “No todo pasa por Vaca Muerta”.

Lo postulado sobre la industria hidrocarburífera está en sintonía con lo que ocurrirá a nivel nacional. Ayer  el presidente Alberto Fernández adelantó que enviará un proyecto de ley de hidrocarburos en el que se potenciarán las producciones convencionales, no convencionales y toda la cadena productiva del sector (ver aparte). Por su parte, la provincia está pensando en un esquema de concesiones donde se pueda tener un mayor control sobre las inversiones que deben realizar las operadoras con el objetivo de sostener las fuentes de trabajo en el tiempo.

En este contexto, la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) volverá a tener el rol protagónico que Macri le quitó. Se sabe que las políticas energéticas de la Alianza Cambiemos siguieron las directrices del sector privado, primero con Juan José Aranguren (ex Shell) y luego con cada uno de los funcionarios que ocuparon un cargo en el área energética. Es decir, las provincias productoras apostarán a recuperar un espacio de decisión perdido.

Otro concepto que sobrevoló el discurso de apertura de las sesiones ordinarias fue el de valor agregado, a partir de la diferenciación (segmentación) en las políticas de estímulo fiscal. “Es necesario recuperar los reembolsos por puertos patagónicos para la obtención de una mayor competitividad comercial. Santa Cruz se caracteriza por tener un menor desarrollo relativo que la zona central del país en cuanto a la industrialización de sus productos. Con ello no sólo lograremos un incremento en los volúmenes exportables, sino mayor previsibilidad en la economía, favoreciendo inversiones y generando mayores puestos de trabajo”, indicó Kirchner, quien agregó:

“El empleo ha sido y seguirá siendo nuestro desafío, porque estamos convencidos de que es el mejor organizador social, permite mejorar la calidad de vida y es el mejor modo de evitar la exclusión social”, enfatizó la gobernadora.