CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Alberto Fernández vivió un incómodo momento este miércoles durante la Cumbre Iberoamericana de Andorra, donde perdió la conexión al momento de disertar y tuvo que cederle la palabra a otro de los presidentes presentes.

La Cumbre, que se realizó de manera virtual, reúne al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, con los representantes de los 22 países invitados. Allí cada uno de los mandatarios participantes tiene asignado un periodo de tiempo para emitir su discurso.

Al momento de su exposición Fernández se quitó el barbijo e intentó comenzar a hablar, pero su voz se vio entrecortada por problemas de conexión.

“Disculpe, presidente, que le corte la palabra. Pero la conexión está fallando y no le entendemos bien”, le advirtió el jefe de Gobierno de Andorra, Xavier Espot Zamora, quien estuvo encargado de la organización.

Sorprendido, el presidente argentino manifestó que intentaría mejorar la conexión mientras miraba a sus colaboradores ubicados detrás de cámara.

Tweet de Sebastián Fest

Pero los intentos fracasaron, y tras una breve prueba donde Fernández solo atinó a preguntar “¿Ahí me están escuchado?”, Espot Zamora le contestó: “Seguimos sin oírle bien. Disculpe, presidente. Hay como una distorsión de la voz, parece que es un problema en la Argentina, presidente”

Visiblemente molesto, y tras varias pruebas fallidas, el presidente se dio por vencido. “Si no propongo darle la palabra a Lucho Arce y después volvemos y tratamos de resolver”, desistió