COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El Presidente Alberto Fernández podría llegar a Chubut sobre fines de este mes, tanto para una posible reunión del gabinete nacional en la capital alterna de Comodoro Rivadavia, como para participar de la inauguración del parque eólico Chubut Norte III, que se puso en funciones recientemente a partir de la operación conjunta de Genneia y PAE.

El parque eólico, ubicado a 18 kilómetros de Puerto Madryn, en un predio surcado por la línea de 500 Kv, ya está en operaciones desde el 25 de febrero último, con una capacidad de generación de 57,66 Megawatts, a través de 13 aerogeneradores de 4,4 Mw de potencia cada uno.

Junto al parque Chubut Norte IV, que también está en pleno funcionamiento y se ubica en el mismo espacio, la potencia total instalada es de 140 Mw de energía renovable y generarán en forma anual 669.100 Mw/hora, que es entregada al Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

La inversión para este parque fue del orden de los 81 millones de dólares, como parte del Plan RenovAr 2, que impulsa el desarrollo de la energía eólica en el país.

El impuesto al viento en la agenda de críticas

La inauguración del parque podría contar con la visita del presidente Alberto Fernández, que además proyecta una visita a Comodoro Rivadavia en el marco de la designación como capital alterna, según confiaron a ADNSUR fuentes cercanas al gabinete nacional.

El contexto podría ser propicio para retomar la discusión sobre el “impuesto al viento”, creado por el municipio de Puerto Madryn, que ha sido muy cuestionado por el sector empresario, a raíz de que podría desincentivar nuevas inversiones en el sector.   Se trata de la ordenanza N° 11.349, sancionada por el Concejo Deliberante de Puerto Madryn que, bajo la denominación “tasa de servicio” y luego de haber ampliado el ejido urbano al efecto de alcanzar los proyectos renovables (a través de una ordenanza aprobada el 22 de noviembre de 2019), “pretende imponer nuevos, muy gravosos y arbitrarios impuestos a las energías renovables, que -justamente por ello- vulneran derechos constitucionales y legales”, según expresó la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) en un fuerte comunicado el año pasado.

En esa oportunidad, la cámara empresaria expresó su enérgico rechazo a la norma, de la que también advirtió, “redundará en un aumento tarifario a los conciudadanos”. El núcleo empresario, que representa a 120 firmas asociadas, enfatizó su posición contraria “a cualquier modificación o instauración de un nuevo impuesto, canon o tasa, que implique mayor carga fiscal para el sector de las energías renovables, dado que amenazan seriamente su desarrollo y continuidad en nuestro país”.

La pregunta que quedó flotando en sectores políticos y empresarios es si la visita presidencial podría estar supeditada a la derogación de la norma municipal, que es defendida fuertemente por el intendente Gustavo Sastre, hermano del vicegobernador de la provincia y aspirante a la gobernación en el turno 2023, Ricardo Sastre.