CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández aseguró este viernes que la polémica que generó el ahora ex diputado del Frente de Todos Juan Emilio Ameri fue un episodio "grave" que le causó "indignación".

"Pasó algo grave y la política no debe pasarlo por alto", consideró el mandatario nacional, al avalar la suspensión del legislador que aprobó la Cámara de Diputados, horas antes de que el salteño presentara la renuncia y le fuera aceptada.

"Un diputado es un representante del pueblo. Lo que no puede pasar, es que no pase nada, porque sino en la política todo nos iguala", agregó Fernández en una entrevista con Radio 10.

Antes de la renuncia de Ameri, el jefe de Estado se comunicó este jueves por la tarde con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y respaldó la decisión de separarlo del puesto.

Finalmente, Ameri presentó la dimisión luego de que en plena sesión virtual se viera que estaba junto a su pareja en medio de una situación sexual.