CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Con el anuncio de la producción de la vacuna contra el coronavirus que se fabricará en el país, el Gobierno Nacional intentó ofrecer un mejor panorama y calmar las presiones sobre el futuro de la cuarentena, que se mantendrá sin cambios en la nueva fase que comenzará la semana próxima.

El anuncio de la nueva fase de la cuarentena está previsto que se realice mañana viernes 14 de agosto, luego de la reunión que mantuvieron Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof.

Como viene sucediendo en las últimas semanas, la Ciudad de Buenos Aires busca avanzar en nuevas aperturas, que en este caso incluyen comercios y habilitaciones de deportes individuales, mientras que la Provincia pretende mantener el aislamiento en los mismos términos que hasta el momento ante el crecimiento de casos.

A partir de las 11.30 el jefe de Estado recibirá en la quinta de Olivos al comité de expertos médicos para analizar cómo sigue la cuarentena ante el alza de contagios que se mantiene hace semanas y que ayer marcó 7.663 nuevos casos. Fernández seguiría el consejo de médicos y funcionarios del área de Salud, de prorrogar la cuarentena por dos semanas en las mismas condiciones que ahora.

Tal como destaca diario Perfil, el mandatario resaltó durante la conferencia que a esta altura de los acontecimientos, la situación "depende exclusivamente de la conducta ciudadana", ya que "todos vemos que prácticamente la actividad se ha liberado en gran medida".

"Que a mi me sigan hablando de cuarentena es algo que me asombra, porque la gente sale, se cuida con barbijo, algunos respetan la distancia social, los negocios están abiertos, la actividad comercial en la Ciudad de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires es muy amplia hoy en día", detalló. La frase llamó la atención porque contrasta con las usuales declaraciones de Fernández, que esta semana advirtió que conserva el "botón rojo" como posibilidad para volver al aislamiento estricto.

En línea con lo que viene planteando el Ministerio de Salud ante el relajamiento social de la
cuarentena, Fernández pidió además evitar las reuniones sociales porque "es el momento en que con más facilidad la gente se relaja y los contagios prosperan. Hasta aquí nadie me dice que hay una solución mejor que preservarse. Los números de casos aumentan porque la circulación aumenta, porque no existen los cuidados que permanentemente pedimos que existan".

"Lo que quisiera es que veamos lo que nos pasa cuando el virus entra y se vuelve difícil de contener. Jujuy estuvo más de 100 días sin ningún caso y repentinamente hoy tiene el 93% de su capacidad sanitaria ocupada por el nivel de contagio y expansión que ha tenido. Tenemos que entender que la circulación y reuniones sociales son un riesgo enorme", continuó el funcionario.

Además, sentenció que el problema central que tenemos es que "no podemos saber quién está infectado porque un montón de gente no tiene síntomas". "Obviamente, esa gente se siente bien, no se siente en riesgo, pero pone en riesgo al de al lado", agregó.