LAGO PUELO (ADNSUR) - El presidente de la Nación, Alberto Fernández, se comunicó este jueves con el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, y le anticipó que en los próximos días visitará la zona afectada por los incendios que se desataron el pasado martes en la región cordillerana. 

El jefe de Estado viene siguiendo de cerca la devastadora situación que afectó a miles de personas y destruyó cientos de viviendas en la cordillera chubutense. Desde su cuenta de Twitter, este miércoles Fernández habló de los incendios e informó que se enviaron recursos para luchar contra el fuego. 

"Desde el Gobierno nacional seguimos de cerca lo que ocurre con los incendios en Río Negro y Chubut y hemos enviado dos helicópteros, tres aviones hidrantes, 12 autobombas, vehículos de apoyo y 62 brigadistas convocados por el Sistema Nacional de Manejo del Fuego", detalló.

"Además, la Gendarmería Nacional colabora en las tareas de evacuación en las zonas afectadas", indicó.

Este jueves, el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, se trasladó a la localidad de Lago Puelo para asistir a brigadistas y pobladores afectados. Desde allí señaló que "la prioridad hoy es atacar el fuego para que no afecte más la zona, y contener a situación social y buscar una salida estructural que tiene que ver con volver a tener una vivienda, que es el sueño de las familias afectadas".

El funcionario reiteró la intencional detrás de los focos al sostener que fue en forma "simultánea" e "intencional" en menos de tres horas. Lo que además se agravó  por los 33 grados de temperatura y los vientos importantes dijo tras reconocer que "si bien la lluvia ayudó", son "unas 200 casas afectadas".

Y en este marco, estimó en mil las personas afectadas por los incendios, a los que calificó de "trágicos".