CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández volvió a defender este viernes la medida con la que dispuso la suspensión de clases presenciales en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) hasta el próximo viernes 30, entre las medidas sanitarias para mitigar la expansión de la segunda ola de coronavirus y dijo que el virus "no se fue" si no que, por el contrario, "vuelve y con más virulencia". El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, renovó sus cuestionamientos al Gobierno porteño por no respetar el DNU y disparó: “el tiempo va a establecer la responsabilidad que tiene el jefe de gobierno en el crecimiento de casos".

"Cuando tomé la decisión de no seguir con las clases presenciales fue producto de haber visto que el crecimiento en 20 o 30 días de contagios en el AMBA de los chicos hasta 19 años era superior al 200 por ciento", dijo el presidente.  


"¿Me hago el distraído? ¿Miro las encuestas? ¿Qué hago?", se preguntó en  Rosario, al participar de una reunión del Gabinete Federal en esa ciudad. Y agregó: "Llamo a los que saben y me dicen que, cuando ponemos en funcionamiento el sistema educativo, la circulación crece un tercio más y lleva virus encima".

Alberto Fernández defendió la suspensión de clases presenciales: el coronavirus "vuelve con virulencia"


"Debemos cuidarnos por mucho que nos pese, después de un año de cuidados. El virus no se fue; vuelve y con más virulencia", concluyó el mandatario.