CAPITAL FEDERAL - Alberto Fernández defendió este miércoles a la titular del INADI Victoria Donda, tras la denuncia realizada en la Justicia por parte de su empleada doméstica por negarse a pagarle los aportes patronales y ofrecerle un plan social o un contrato en el Estado como forma de compensación.

“Es cierto que el Estado ha sido utilizado muchas veces como seguro de desempleo”, expresó el Presidente y aseguró: "En el caso de Victoria, no tengo ninguna duda de que fue alguien que quiso hacerle daño. Quien la conoce, sabe que no está en su naturaleza sacarle ventaja a los puestos del Estado”.

Consultado el Presidente sobre el escándalo en el que se vio envuelta la funcionaria, detalló: “Claramente entiendo que el Estado no debe ser una maquinaria de empleo”, y agregó en diálogo con Radio con Vos: “Es cierto que ha habido abusos: alguien se queda sin empleo, tiene un amigo en el Estado y le da un trabajo para sobrevivir. Pero lo dice alguien que cuando fue jefe de Gabinete se fue con menos empleados en la jefatura que cuando entró”. 

“Estamos hablando de una señora que trabajó en casa de su mamá de crianza y la cuidó mientras estuvo muy enferma, hasta su muerte. Después trabajó con ella hasta que le dijo que no podía seguir, que tenía una hermana enferma y se le complicaba ir hasta la casa porque vivía lejos. Pero que necesitaba el dinero”. detalló.

Según publica TN, agregó que "viendo la vulnerabilidad de ella, le propuso conseguirle un plan social o tal vez darte algún contrato en el INADI para trabajar allí como personal de maestranza con tareas más livianas o bien en puestos en el organismo en una zona cercana a su domicilio”.

“Victoria no le estaba diciendo que siguiera trabajando en su casa con un plan del Estado. “Yo vi las conversaciones de WhatsApp”, señaló Fernández.