CAPITAL FEDERAL - En pleno debate de la ley de Emergencia en el Senado que fue aprobada durante la madrugada, el presidente Alberto Fernández dijo que los jubilados "dejarán de perder" y además disparó contra opositores, a quienes les aconsejó "dejar de lado la soberbia y la altanería".

​"Los que dicen estar preocupados por el sueldo de los jubilados hoy en día, son los que en cuatro años de Gobierno le hicieron perder el 20% del salario real. Por eso ahora nosotros estamos garantizando que el salario de los jubilados deje de caer y que dejen de perder. Y tratando de recomponer un criterio de mayor igualdad", señaló el mandatario en diálogo con Viviana Canosa en su ciclo Nada Personal.

El jefe de Estado, que anunció que impulsará una ley para congelar las jubilaciones de funcionarios y jueces, instruyó al ministro de Economía, Martín Guzmán, para que equipos técnicos y economistas especialistas en la materia evalúen los mecanismos necesarios para poder limitar y eliminar regímenes de privilegios.

"El sistema jubilatorio en la Argentina es muy confuso porque hay un montón de regímenes especiales que en algunos casos son de privilegios. Ayer nosotros habíamos incluido la revisión de todo, caso por caso, porque efectivamente un régimen especial jubilatorio no necesariamente lleva un privilegio", agregó.

La decisión de Alberto F. se da en medio de la polémica que se generó a partir de que durante la discusión en la Cámara de Diputados, los legisladores decidieran mantener al margen del congelamiento de jubilaciones a ex presidentes, jueces y fiscales, que seguirán con la movilidad jubilatoria como hasta la aprobación del proyecto.

"Donde más se manifiesta el desequilibro es en el caso de los jueces y los diplomáticos que además tienen sueldos en dólares. Las verdaderas jubilaciones de privilegio que quedan son esas. Poco tiene que ver con los ingresos de los jubilados en la Argentina", lanzó el presidente.

Sobre la posibilidad de que los diputados y senadores se bajen los sueldos, Alberto aclaró: "Ese es un tema recurrente que no necesariamente es justo. Un ministro de la Corte gana cuatro veces lo que el Presidente de la Nación. La política ya ha hecho un enorme ajuste en ese punto".

Por otra parte, Alberto disparó contra diputados de la oposición por sus declaraciones en la sesión del miércoles. "Me llamó mucho la atención lo que dijeron (Mario) Negri y (Alfredo) Cornejo. Parece que ellos no tienen nada que ver con lo que pasó y son corresponsables de lo que pasó. Deberían dejar de lado su soberbia y su altanería y darse cuenta de lo que han hecho".

Y añadió: "Mientras los escuchaba hablar decía 'deben ser belgas que recién llegaron a la Argentina' y son los que gobernaron los últimos cuatro años. Negri dijo que queríamos poderes para crear impuestos. Cómo se le puede mentir así a la gente. Me impresiona la poca honestidad intelectual".