CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente de la Nación, Alberto Fernández, resolvió extender la cuarentena social, preventiva y obligatoria. El anuncio lo realizó en la noche de este sábado tras haber conseguido el respaldo político de gobernadores del oficialismo y la oposición en una videoconferencia que mantuvo ayer para analizar el avance de la pandemia en Argentina.

El jefe de Estado decidió prolongar el aislamiento en el país, que comenzó el 20 de marzo y que ha dado buenos resultados. En esta nueva fase, el Gobierno resolvió un modelo de "cuarentena focalizada" y con mayor flexibilización en las provincias y ciudades donde no hubo circulación del virus o en las que en los últimos días no se registraron casos de contagios.

Desde la Residencia de Olivos, el presidente señaló que "como sociedad debemos estar muy orgullosos con nosotros mismos, acatando el aislamiento para preservar nuestra salud". Manifestó que "somos conscientes de los perjuicios económicos" que esta situación está generando en los sectores de trabajo y agregó que "tenemos que ser cuidadosos para no poner en riesgo a nadie".

Indicó que "estamos cumpliendo un protocolo que el Ministerio de Salud diseñó" y aseguró que se está trabajando en "el tema económico. Queremos que la economía vuelva a recobrar su actividad tan pronto se pueda" una vez que pase el riesgo de la pandemia. "En eso estamos trabajando", señaló Fernández quien durante la conferencia estuvo acompañado por funcionarios de su Gabinete.

El objetivo con las medidas implementadas, señaló, "era lograr que el contagio sea más lento para que de eso modo pudiéramos prepararnos", como la adquisición de insumos necesarios para hacer frente al coronavirus. 

Luego de hacer un repaso por la cantidad de casos confirmados en cada una de las provincias argentinas, el presidente sostuvo que "en los grandes centros urbanos se concentra la mayor parte de la pandemia". 

"Cuando enfrentamos el tema nos propusimos una serie de objetivos y en la medida que se fueron cumpliendo fuimos avanzando en diferentes etapas. Hemos pasado del aislamiento estricto, al aislamiento administrado con actividades autorizadas para actuar. Ahora empieza esta tercer etapa y viendo cómo podemos actuar. Dejamos a manos de autoridades provinciales el manejo de qué actividades se pueden abrir y cuáles permanecer cerradas", manifestó.

Alberto Fernández indicó que en el nuevo decreto firmado en las últimas horas se resolvió que los aglomerados urbanos con más de 500 mil habitantes siguen las restricciones y la situación no cambiará. Los de menos de 500 mil habitantes las decisiones estarán en manos de autoridades provinciales en base a una serie de requisitos que deberán cumplir:

- Tiempo de duplicación de casos confirmados inferior a quince días 

- Sistema de salud con capacidad adecuada para dar respuesta 

- Evaluación positiva de las autoridades sanitarias respecto al riesgo socio-sanitario en relación con la densidad poblacional,

- El porcentaje de la población exceptuada de las medidas de aislamiento no podrá superar el 50% de la población total del departamento o partido,

- La zona geográfica no podrá estar definida como “con transmisión local o por conglomerado” por la autoridad sanitaria nacional.

Así podrán administrar la vuelta a la actividad con los protocolos dispuestos por Salud y el Gobierno hará el seguimiento estricto de la pandemia. De lo contrario, se exigirá la vuelta a la cuarentena administrada.

"Esta decisión la hemos tomado después de escuchar a los profesionales y especialistas sanitarios, y también después de haber hablado con todos los gobernadores", reveló el jefe de Estado. Aseguró que "vamos a seguir administrando este tiempo: vamos a seguir sin clases, sin actividad en la Administración Pública, sin actividades recreativas ni espectáculos, sin restaurantes ni hoteles".

Respecto a los factores de riesgo, están "eximidas de trabajar y gozan de licencia", afirmó. 

Sobre la necesidad de muchos ciudadanos de salir "un rato de sus casas, vamos a autorizar que diariamente cualquier persona pueda salir durante una hora en un radio de 500 metros para actividades recreativas", lo que no incluye la realización de deportes. Manifestó que los niños "podrán salir acompañados por sus padres". Esta medida rige en todo el país y alcanza también a los grupos de riesgo.

"Recomendamos salir con barbijos, mantener una distancia de hasta dos metros con otros peatones, cuidar la limpieza de quien salió", precisó Alberto Fernández. Pidió asimismo que los usuarios "no utilicen el transporte público".

Indicó que tras esta fase "tenemos previstas dos etapas más". Y señaló: "Prefiero que una fábrica no trabaje porque sus empleados están en cuarentena y no porque sus empleados están enfermos". 

En el reporte que el Ministerio de Salud de la Nación difundió en la noche de este sábado, se confirmaron 173 nuevos casos de Covid-19 y un total de 3.780 infectados en Argentina. En las últimas horas se registraron 6 nuevas muertes, y con esta cifra, ya son 185 las víctimas fatales.