CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) – Tras la publicación del Decreto de Necesidad y Urgencia que declara la emergencia sanitaria por el plazo de un año para evitar la propagación del coronavirus en todo el territorio argentino, este jueves por la noche el presidente Alberto Fernández habló en cadena nacional para todo el país. 

A raíz del crecimiento de casos en el país -que ya tiene 31 casos confirmados y una persona fallecida- el jefe de Estado decretó la emergencia sanitaria por el plazo de un año y suspendió por 30 días los vuelos internacionales de los pasajeros provenientes de las zonas afectadas por la pandemia (todos los de Europa, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, China e Irán). Además, obliga a reportar síntomas y exige el aislamiento para quienes hayan vuelto de zonas de contagio.

"La Organización Mundial de la Salud declaró pandemia al coronavirus, después de superar los 118 mil infectados en más de 100 países", señaló el presidente en su mensaje emitido por cadena nacional. En ese marco, consideró que es "imprescindible el rol del Estado para prevenir y tranquilizar a la población".

Sostuvo que el DNU "amplía la emergencia pública en materia sanitaria, para evitar el desabastecimiento y fijar precios máximos para barbijos y alcohol en gel".

En cuanto a la suspensión de vuelos provenientes de los países afectados, indicó que la medida será por un mes e indicó que "se facilitará el regreso de ciudadanos argentinos, pero será obligatorio que estén en cuarentena por 14 días. Los que lo infrinjan tendrán responsabilidades penales".

En otro tramo, anticipó que "sumamos una asignación extraordinaria de 1.700 millones de pesos para tareas de diagnóstico y para sumar recursos para equipamiento hospitalario".

En tanto, a los mayores de 65 años "les pedimos que eviten lugares concurridos y el contacto con personas que hayan estado en los países de riesgo en los últimos 14 días".