El Presidente Alberto Fernández presentó este martes más de 100 obras en simultáneo en todo el país durante un acto que encabezó en Quilmes. En su discurso, y en medio de la polémica por las visitas a la Quinta de Olivos en plena cuarentena obligatoria, el mandatario volvió a hacer alusión a su confinamiento, lanzó duras críticas a la oposición y defendió la cuarentena.

Acompañado del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, la intendenta local, Mayra Mendoza, y la precandidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires Victoria Tolosa Paz, el jefe de Estado indicó: “Hablan de libertad, dicen que encerramos a la gente. La verdad, creanme, lo único que quise fue cuidarlos. Lo único que intenté fue cuidarlos cuando la ciencia me decía que aislarnos era la única manera de cuidarnos. ¿Me gustó vivir en aislamiento? No, claramente no me gustó". 

"Yo también fui joven, sé que lo han padecido mucho. Perder la posibilidad de ir a jugar un picadito, un recital, a bailar, poder ir al colegio. Tengo la tranquilidad de que los cuidamos. Y que esos jóvenes ahora se están vacunando. Y que ahí nomás, ahí cerquita, está la puerta de salida de la pandemia. Cuando la crucemos vamos a hacer todo lo que dijimos que íbamos a hacer y la pandemia no nos dejó todavía”, manifestó el jefe de Estado en una clara defensa de la gestión de la pandemia.

El discurso del Presidente también fue muy crítico a la oposición y a los cuestionamientos que recibe el Gobierno: “Argentina padeció los cuatro años antes de la pandemia y los dos años de la pandemia. Merecemos un país más justo e igual, que se desarrolle federalmente. Hemos hecho mucho y nos queda mucho por hacer. Que no nos confundan. Nosotros no hablamos de la gente, nosotros somos la gente. Nosotros nacimos en el pueblo, somos parte del pueblo. No tiene que venir ningún especialista en coaching a decirme dónde estoy parado. Los intereses que representamos son los de ustedes, no de los banqueros o acreedores. Y eso no me lo tiene que explicar ningún especialista en coaching”.

Agregó: “Le dijimos a los jubilados que iban a tener medicamentos gratis y los tienen. Me criticaran porque arreglé la deuda externa que ellos dejaron y debo haberme equivocado porque logré un ahorro de 37 mil millones de dólares que la Argentina dejará de pagar. ¿Nos equivocamos en montar 4 mil camas de terapia intensiva para afrontar una pandemia? Tal vez nos equivocamos porque hay un millón 600 mil trabajadores que ya no pagan el Impuesto a las Ganancias. ¿Será que nos equivocamos porque dije que iba a ampliar los derechos de la mujer y salió la ley del IVE y de los 1000 días?”.

“Fuimos de los primeros países en empezar a vacunar y somos de los 20 países que más vacunaron a su gente. ¿Será que por eso nos equivocamos también? Nos debemos haber equivocado, pero honestamente, porque el que trabaja se equivoca, decía un quilmeño llamado Aníbal Fernández. Es muy posible que hayamos cometido errores, pero no fueron inconductas, fueron errores. Siempre nos equivocamos en favor de la gente, nunca en contra”, agregó Fernández.

Y completó: “El error será que todavía negociamos con el FMI y le pedimos mejores condiciones para que nuestro pueblo no siga postergado. Vivimos los dos peores años de la humanidad y acá estamos, todavía cantamos, diría Víctor Heredia. Estamos de pie, decididos. Hicimos todo. Tengo la tranquilidad de que nadie que se haya enfermado no pudo contar con la atención médica que requería. Estuvimos al lado de cada uno que se enfermó. Llevamos adelante el proceso vacunatorio más grande de la historia argentina. Otros proponen otro país”.

Alberto Fernández: “No me gustó vivir en aislamiento”