BUENOS AIRES (ADNSUR) - El jefe del Estado minimizó las tensiones entre el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos y los intendentes peronistas del conurbano por la conducción del partido. Pidió unidad y llenó de elogios al hijo de la vicepresidenta Cristina Fernández.

"Todos debemos hacer un esfuerzo y debemos estar juntos. Máximo, a quien yo quiero mucho, es un hombre preparado, un gran dirigente, con capacidad de diálogo. Tiene todas las virtudes para ocupar un cargo de esa naturaleza", remarcó Fernández en diálogo con Radio 10.

El Presidente consideró que "el peronismo necesita abrirse, hacer un debate e incorporar nuevos elementos". "Es absolutamente razonable factible y hasta sería conveniente. Ahora los diarios muestran un debate y una pelea que no existe", se quejó.

En ese marco, Fernández volvió a relativizar las diferencias internas en el Frente de Todos por el rumbo de su gestión. "No hay tales problemas. Hay más comentarios periodísticos que problemas reales. Como en todos lados, no todos compartimos la misma visión. Eso es razonable, respetable y saludable", señaló.

"Lo que uno ve como debates o choques internos es el intercambio de posiciones que es natural en cualquier proyecto político", justificó.

Fuente: La Nación