CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández aseguró este jueves que, en medio de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, el Estado logró “que no haya argentinos con hambre”. Apenas horas antes el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA había dado a conocer su último informe en el que se conoció que en 2020 la indigencia se ubicó en 10,1% y en entre niños, niñas y adolescentes ascendió al 16%. Este indicador muestra quienes no pueden cubrir sus necesidades básicas de alimentación.

“Logramos que no haya argentinos con hambre y que no haya un argentino que no haya tenido la atención sanitaria que requirió”, señaló Fernández en la tradicional convención anual de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Al referirse a los logros del Gobierno en medio de la crisis del coronavirus, el Presidente sostuvo fue “capaz” de “capear el temporal bastante bien” y que se pudo “reconstruirse un entramado social que estaba absolutamente quebrado y lastimado”. “No sé cuántas veces fuimos capaces de enfrentar algo tan inesperado como una pandemia y haber logrado llevar adelante el país como lo llevamos entre todos”, agregó.

Tras señalar que como presidente “jamás” imaginó que le iba a tocar gobernar en la pandemia, destacó que “en ese contexto estamos en pie” y que “la Argentina se recupera”.

“Miren lo que somos capaces de hacer cuando nos ponemos de acuerdo en trabajar juntos, somos capaces de levantar un sistema de salud en 60 días, somos capaces de inventar dar clases por zoom para que los chicos no pierdan la educación”, agregó el jefe de Estado.

“Seremos recordados por la historia como la generación de la pandemia”, enfatizó al clausurar la 26° Conferencia Industrial de la UIA y pidió que “en este tiempo donde la curva de contagios empieza a a bajar y la vacuna está cercana, estemos orgullosos de lo que fuimos capaces de hacer”.

Ante los empresarios, el mandatario criticó que durante el Gobierno de Mauricio Macri, el país sufrió la “caída industrial más enorme que la historia argentina recuerda” y que su administración debió “reconstruir un entramado social que estaba absolutamente quebrado y lastimado”.

“Por primera vez en muchos años, la recaudación está por encima de la inflación, la construcción empieza a movilizarse y la industria toda se está moviendo”, agregó Fernández.

El Ministerio de Economía informó este miércoles que la recaudación tributaria alcanzó los $648.976 millones en noviembre, lo que representó un crecimiento del 36,7% respecto de igual mes de 2019. De esta manera, sumó tres meses consecutivos de variación real positiva y, si se cumplen las proyecciones estimadas, lograría ganarle a la inflación.

“Argentina tiene que volver al mejor de los capitalismos: ese que se preocupaba por invertir, arriesgar, producir, dar empleo y ganar, y todos esto mejorando la distribución del ingreso”, pidió a los empresarios industriales.

Según datos del Observatorio de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica Argentina) relevados entre julio y octubre de este año, la pobreza volvió a ascender en Argentina, a raíz de la recesión y la crisis agudizada por la pandemia y la cuarentena. En un año subió del 40,8% al 44,2% de la población urbana: son 18 millones de pobres; mientras que si se incluye a la población rural, hay 20 millones de pobres en el país.