COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Así lo anticiparon a ADNSUR fuentes del ejecutivo, al reconocer que mientras el presupuesto 2020 cerrará en algo más de 11.800 millones de pesos, el del año próximo será del orden de los 13.000 millones de pesos. El subsidio al transporte demandará unos 650 millones de pesos, pero sería inevitable el incremento desde enero.

“Hubo un pedido de mucha responsabilidad a todos los secretarios y hay que reconocer que no estamos exentos de lo que está pasando al resto de los municipios –confiaron desde el seno del gabinete municipal-. Tampoco se está subproyectando para después hacer una ampliación, porque hoy se ve por dónde podrían aparecer nuevos recursos”.

En la práctica, si bien hay un aumento nominal de alrededor de 1.200 millones de pesos, en términos reales implica una disminución del orden del 23 por ciento, debido a que el crecimiento quedará por debajo de la inflación proyectada para este año, que hasta el mes pasado, según el IPC medido por el INDEC, era del 37 por ciento anual y se estima que puede bajar un punto más hasta fin de año.

Se trata del primer año de retracción, luego de cuatro años de crecimiento presupuestario. Entre 2019 y 2015, por ejemplo, los recursos municipales habían crecido en más de un 400 por ciento. Sin embargo, la crisis marcada por la pandemia de este año y la continuidad proyectada para el próximo, marcaron la necesidad de extremar las prevenciones.

Las regalías petroleras, por ejemplo, se estimaron sobre la base de 42,50 dólares por barril, lo que al tipo de cambio oficial de 102,40 pesos por dólar fijado por el presupuesto nacional, arroja una proyección de 1.880 millones de pesos. Se trata de un incremento cercano al 27 por ciento sobre los 1.481 millones de pesos previstos en el presupuesto 2020, aunque el aumento resulta mayor frente a la caída de ingresos que tuvo este año, que concluirá en el orden de los 1.150 millones de pesos.

De todos modos, más allá del incremento de recursos, lo que fija un tope importante al gasto del año próximo es el llamado saldo inicial de la cuenta corriente, que el año 2021 arrancará con un monto sensiblemente más bajo al del 1 de enero de 2020: hoy se estima que ese monto será de unos 1.400 millones de pesos, mientras que al iniciar el año en curso fue de 2.400 millones. La diferencia está en el uso de recursos que se hizo este año para afrontar la emergencia, según explicaron desde el área de Hacienda a esta agencia.

“Para nosotros el 2021 va a ser más complicado que el 2020, porque teníamos un respaldo financiero que ayudó a cubrir los desfasajes, como los 350 millones menos de regalías o la caída de la recaudación, pero ese respaldo será inferior”, se indicó.

Ese saldo inicial, más la recaudación total proyectada en algo más de 11.500 millones de pesos, permite llegar a un total de recursos de 13.000 millones de pesos. Si la proyección se hubiera actualizado en línea con la inflación de este año, el monto final debería acercarse a los 16.000 millones.

650 millones de pesos para el subsidio al transporte

Otro de los rubros de alta sensibilidad es el subsidio al transporte público, que tuvo una fuerte suba en los últimos 3 años: de 60 millones en 2018 a 650 proyectados para el 2021, aunque aún con esa magnitud de asistencia sería inevitable que se descongele el aumento del boleto que había quedado pendiente este año.  

En este caso, el incremento es de casi el 50 por ciento del aporte realizado durante el año en curso, pero además el sistema recibe un subsidio de Nación y de Provincia, cuya medida terminará de definir hasta dónde debería subir el boleto el año próximo para cubrir los costos operativos.

2.800 millones para obras públicas

En lo que respecta a obras públicas, la proyección de recursos municipales se ubica en 2.800 millones de pesos, que equivale al mismo monto con que se inició el año 2020. En este punto, se suman recursos extra jurisdiccionales, que incluye los montos asignados para el reservorio licitado ayer, con fondos nacionales y otras obras de recursos provinciales, como la transferencia de los centros de encuentro, con lo que se llegaría a unos 3.200 millones de pesos.

La revitalización podría darse por el lado del presupuesto nacional, que en su media sanción ha incluido un paquete de obras por alrededor de 2.000 millones de pesos para esta ciudad, por lo que se aguarda a la aprobación definitiva para corroborar si la norma final mantiene esas previsiones.