El secretario de Pesca de la provincia del Chubut,  Gabriel Aguilar, defendió la propuesta de una nueva ley para “emprolijar y ordenar” la extracción del recurso, que aguarda ser tratada en la Legislatura. Dijo que se apunta a aumentar algunos permisos de Flota Amarilla y artesanales para generar más trabajo, cuidando el recurso a partir de topes de captura, algo que es resistido por ciertos empresarios “egoístas” que pretenden seguir teniendo la mayor parte del negocio. Además, en diálogo con “Sin Hilo” en Canal 12, en simultáneo con ADNSUR, se refirió al desafío que implica para el sector la reforma legislativa que se impulsa en el Congreso para incluir un porcentaje de mujeres en los barcos.

Aguilar afirmó respecto a una nueva ley que “se debe mejorar el régimen jurídico actual porque la reconfiguración actual habla del recurso menos explotado que es la merluza y de peces con aletas. Como todo cuerpo normativo, es necesario actualizarse porque hay que pensar en el crecimiento y el desarrollo”.

“En Chubut, hay 40 plantas que ocupan a 9.000 trabajadores de manera directa e indirecta. Todo ese sistema merece un respeto mirando al caladero. Rawson desembarca 60.000 cajones diarios. Eso genera que se pueda distribuir –de manera equitativa- a los 40 establecimientos que hoy funcionan. Las plantas pueden crecer con mayor mercadería y con más valor agregado”, señaló.

Sostuvo que el proyecto de ley que el Poder Ejecutivo presentó en la Legislatura “apunta a modificar el esquema normativo actual. Se configura la posibilidad de nuevos permisos”, y ante algunas objeciones, dijo que “la pregunta sería ¿por qué no más permisos de pesca?, ¿por qué solamente los que están hoy son los únicos que tienen derecho a segmentar el sector de la pesca?”.

Indicó que Chubut “tiene la facultad de administrar los recursos y lo puede hacer siempre y cuando estén dadas las condiciones del caladero. ¿Por qué nos tenemos que negar al desarrollo y el crecimiento? –preguntó Aguilar. Y agregó que “es cierto que hay visiones egoístas, pero si los que están hoy se oponen, es porque quieren configurar la cantidad de capturas para ellos solamente, y si se puede capturar más, ser ellos los que la capturan”.

Según el funcionario, “este proyecto tiene consenso no solamente de las flotas, sino de las cámaras que representan a los sectores más representativos, porque emprolija algunas cuestiones, habla de procesos y se propugna un desarrollo en la provincia con valor agregado y se equilibran las cantidades que pescan los barcos”.

LIMITES Y PERMISOS

Aguilar: “Queremos más permisos y topes por barco, para distribuir mejor el recurso y generar más trabajo”

Expresó que el proyecto “pone límites de toneladas a los barcos para distribuirlos equitativamente. No puede haber barcos que pesquen 500 cajones y otros que pesquen 3000 cajones. Porque tener más barcos significa tener más tripulantes contratados”, consideró.

Respecto a la cantidad de permisos y cuánto se podría aumentar, dijo Aguilar que “hoy hay 37 permisos de la Flota Amarilla y 35 para los barcos artesanales. A eso, se les suman los permisos especiales como los que tiene Red Chambers, Ecopron y Conarpesa a través de las leyes especiales. El proyecto dice ‘no nos atemos a 37 permisos y propongamos la posibilidad de crecer’. Se pretender abrir el abanico para que exista una mayor cantidad de trabajos”, indicó.

Además, puntualizó que “el proyecto de la ley del cupo femenino de la diputada nacional Nancy González habla de incorporar un cupo mínimo de mujeres dentro de la Flota. Si hay que desembarcar tripulantes masculinos para subir mujeres, ellos van a necesitar buscar trabajo. Necesariamente, hay que redistribuir ese caladero en más embarcaciones”.

En ese sentido, aclaró que “la Legislatura tiene las facultades para decir que no están las condiciones para otorgar más permisos y sectorizarlos en los 37 y 35 permisos actuales. El Poder Legislativo tiene las herramientas para poder transparentar el proceso y buscar los consensos necesarios”, reconoció.

Como ejemplo, mencionó que “el gobernador asistió para recibir a un barco de Iberconsa a Puerto Madryn con una inversión de U$S 24 millones. Es una planta que deja muchos recursos en Chubut y no tiene permisos. ¿Por qué Red Chambers tiene 5 permisos de Pesca e Iberconsa no tiene ninguno? ¿Por qué Pescapuerta no tiene ninguno? Entonces, el debate es mucho más amplio. No podemos ser amigos de alguien y que los permisos sólo tengan un destinatario. Hay que tener una apertura integral y la Secretaría de Pesca tiene la autoridad de control”, aseguró.

IMPUESTOS Y REFORMAS

En otro de los aspectos, el impositivo, dijo Aguilar que el proyecto de ley “apunta a poner un punto de inflexión para derogar el FAP (Fondo Ambiental Provincial) con el compromiso de cancelar la deuda con un plan de pago que el Gobierno está en condiciones de aceptar. Hay medidas judiciales que le dijeron al gobierno del Chubut que se genere un ‘stand by’ con el cobro del FAP” recordó.

Destacó que la actividad tiene un efecto derrame, ya que “en la última temporada, Chubut descargó 70.000 toneladas de langostino, el promedio de lo que vende el barco a la planta rondó los U$S 2200. Si lo pesificás, la cifra se multiplica. El 65% de ese monto corresponde a salarios y tributos que tiene el trabajador del barco. La provincia recibe muchos ingresos del sector. El trabajador gasta su dinero en nuestras localidades y ciudades, no compran ‘bitcoins’ ni acciones de YPF”, ironizó.

En todo caso, sostuvo que “si los municipios quieren algo más de la Pesca, están invitados a debatir para ver las maneras para ‘derramar’ el sector. No es bueno decir que ‘la Pesca no deja nada’”, dijo Aguilar.

Finalmente, el funcionario dijo que “la mujer no necesita un cuerpo normativo para ganarse su espacio. Hay que celebrar el crecimiento que tienen las mujeres en todos los sectores y la Pesca no es la excepción. Chubut tiene nominada a 17 mujeres como tripulantes y marineras. Lo lograron por su propia capacidad. Pero con la nueva ley que seguramente se aprobará en el Congreso, habrá que acondicionar la estructura de los barcos por ejemplo en los baños y en los camarotes. Va a llevar tiempo”, advirtió.