El economista Adrián Ravier, director de la Maestría en Economía y Ciencias Políticas de ESEADE (Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas), dijo durante una entrevista exclusiva con el canal digital de ADNSUR que la alternativa para la crisis económica del país “es la dolarización”, permitiendo el libre cambio de pesos por dólares o monedas virtuales.

Referente de la llamada “Escuela Austríaca” en el país, que hoy tiene en los primeros planos a economistas como Javier Milei, el entrevistado ahondó en las líneas teóricas de ese pensamiento económico y cuestionó las apreciaciones de Martín Guzmán en su reciente paso por la urbe petrolera.

¿Qué es la escuela Austríaca? “Es una tradición de pensamiento que inicia en 1871 en la Universidad de Viena, con un enfoque económico bastante diferente del habitual en las universidades de todo el mundo”, comenzó describiendo el entrevistado.

“Para la escuela Austríaca el emprendedor es el motor de la economía, junto con la propiedad privada y la libertad. El gobierno no debe estorbar al emprendedor en su desarrollo económico, sino que debe hacer las normas que rigen el comportamiento de las personas en el mercado –describió Ravier-. Incluso hay un debate, porque para algunos ‘austríacos’ el rol del Estado debe ser limitado y para otros, más radicales, el Estado no debería existir y proponen abolirlo, porque piensan que las cosas que hace el Estado las podría hacer el mercado: la educación, la salud, la seguridad, el pago de jubilaciones podría ser gestionado de manera privada de manera más eficiente, sin los abusos de la política”.

Adrián Ravier: “Argentina debe dolarizar su economía”

“Hay que dolarizar”

Para Ravier, doctorado en Economía Aplicada por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Javier Milei encarna en la Argentina una de las líneas más radicalizadas, pero advirtió que “más allá de las diferencias entre los dos posicionamientos, muchos ‘austríacos’ estamos de acuerdo en que hay que dolarizar la economía argentina, como una alternativa frente a las crisis sucesivas que hemos atravesado. En realidad, proponemos que en lugar de una moneda forzosa como el peso, se propone una competencia entre monedas y que cada uno elija la que quiera. Podría haber un reemplazo de pesos por dólar, pero luego si alguien quiere pasar de dólar a bitcoin (moneda virtual), o euros o pesos chilenos, podría hacerlo”.

¿Dolarizar la economía hoy, no implicaría una reducción abrupta de los ingresos para una gran parte de la población en la actualidad?, se le preguntó al analista.

“El primer punto de partida es reemplazar los pesos por dólares, lo que requiere ver cuántos pesos hay en circulación. Por eso en un reciente artículo me propuse establecer la relación peso-dólar en la actualidad, el punto es que ya perdemos poder adquisitivo en forma permanente, por la inflación y la devaluación en la que vamos en camino, por lo que necesitamos sincerar la situación en la que hoy estamos. Por eso necesitamos definir cuántos pesos hay hoy y cuántos dólares en las reservas, a partir de ahí debemos definir el tipo de cambio, sumando todos los pesos y pasivos del Banco Central, dividiendo por todos los dólares que hay en las reservas”.

Ravier reconoció que en un primer momento “habrá una reducción de los ingresos reales, por el sinceramiento, pero hay muchas ventajas, porque al día siguiente ya tenemos estabilidad monetaria. Segundo, se elimina el riesgo de devaluación, lo que baja automáticamente la tasa de interés, por lo que aumenta la inversión y el crecimiento económico, con lo cual Argentina podría emprender una cantidad de tiempo con altas tasas de crecimiento”.

Estas medidas, a entender del economista, deben acompañarse de una reforma del Estado, con una reducción de impuestos y flexibilización laboral, además de la reforma previsional “porque el sistema de reparto es una estafa, que hoy condena a la población pasiva con ingresos de pobreza”.

“Si la gente quisiera retirar sus dólares, hay que ver si los bancos los tienen”

En su paso por Comodoro Rivadavia, el ministro Martín Guzmán aseguró que la economía del país tiene indicadores positivos, al tiempo que aseguró que las reservas son suficientes para sostener la política cambiaria actual.

El discurso de Guzmán habla de equilibrio, pero su política fomenta enormes desequilibrios, que van a resultar explosivas porque su frase de que hay reservas resulta curiosa cuando observamos el estado real de las reservas: a los 45.000 millones de dólares que él cuenta en reservas brutas, hay que restar 11.000 millones de la gente, entonces ya quedan 34.000. Después hay que restar el ‘swap’ chino, que son más de 20.000 millones de dólares que no están en el Banco Central, entonces ahí seguimos bajando; hay una parte que es oro, pero la realidad es que las reservas netas líquidas hoy son negativas y el Banco Central hoy está utilizando los dólares de los depositantes para pagar obligaciones. Si la gente quisiera ir a buscarlos, hay que ver si los bancos los podrían recuperar para devolverlos a los depositantes, lo que es muy preocupante”.

 ¿Qué muestra la experiencia internacional, en países como Ecuador, a partir de la dolarización? ¿De cuánto es la emisión monetaria actual? ¿Por qué la economía no encuentra una salida rápida a la inflación actual? ¿Cuál será el efecto de las elecciones del 14 de noviembre? ¿Hasta dónde puede llegar el dólar blue? Estas y otras preguntas fueron respondidas por el economista, en esta entrevista imperdible con el canal digital de ADNSUR.

Por otro lado, para quienes quieran profundizar en el pensamiento de la ‘Escuela Austríaca’, Ravier dejó la invitación para una próxima charla abierta y gratuita, a desarrollarse el jueves 18 de noviembre a las 18 hs, para lo cual es necesario inscribirse previamente a través del mail charlasyeventos@eseade.edu.ar

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!