CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Los tres senadores por Chubut sumaron su voto para que se convierta en el ley la interrupción voluntaria del embarazo. La senadora  Nancy González fue tendencia en twitter luego de responderle a su par de Catamarca, Dalmacio Mera. 

"Después de dos años de tratar esta ley escuchar al senador hablar del año 1315 y 500 antes de cristo, de asesinatos, estoy anonadada (...) Voy a agradecer a esas pibas y a esas no tan pibas que militaron este proyecto y años tras año lo fueron presentando", expresó González.

Agregó: "los que estamos a favor de este proyecto no somos asesinos y mañana no vamos a agarrar a mujeres para que se vayan a hacer abortos", explicó y agregó: "No hagamos a otro lo que no queremos que nos hagan a nosotros... como no respetar el tiempo".


"¿Con qué cara pueden obligar a parir a una mujer cuando no lo desea? ¿cómo pueden permitirse decidir por otra persona? ¿cómo pueden permitir que una niña violada sea madre a los 11 años?", dijo.

El senador chubutense Juan Mario Pais  también avaló la ley que promueve la interrupción voluntaria del embarazo, en el marco de la sesión especial realizada durante este martes y la madrugada del miércoles en la Cámara alta.

En este sentido, el legislador patagónico aseguró que "se trata de un día importante para la Nación, ya que esta ley va a conllevar una sociedad más justa, más igualitaria y pondrá fin a un conflicto determinante como el actual, donde se condena a las mujeres y se las priva de su autonomía de voluntad".

Al mismo tiempo, Pais expresó que "esta norma hace a la salud pública, a la autonomía de la mujer gestante y fundamentalmente a la libertad, y la Constitución Nacional protege a la persona gestante, protege el embarazo, y también protege a la mujer al pretender que no sea discriminada, por eso esta ley no vulnera en modo alguno la Constitución y tampoco al derecho positivo nacional".

Por otro lado, Pais recordó el discurso que brindó en 2018 el ex senador recientemente fallecido, Pino Solanas, y sostuvo que "es necesario reivindicar el derecho al disfrute y al goce de las mujeres, o sea a su libertad, como bien dijo Pino, ya que no es posible que a algunas mujeres les apliquemos la ley para que busquen la clandestinidad del aborto".

Por estos motivos, el senador nacional consideró que "acá estamos hablando de un tema de derechos humanos de la mujer, que actualmente es discriminada en cuanto a su autonomía y su libertad cuando en sus proyectos de vida no quieren continuar con la gestación, es allí donde la sociedad las penaliza".

En este marco, Pais reiteró la necesidad de que "se respete la autonomía de voluntad de las mujeres, dejando de discriminarlas y rompiendo una de las últimas vallas que consolida tal discriminación, ya que estamos avasallando la voluntad de las personas gestantes y condenando a las mujeres que fallecen o sufren daños irreparables en abortos clandestinos".

Para finalizar, el legislador patagónico remarcó que "hace un siglo que en nuestro país está despenalizado el aborto de la mujer violada, aun con la resistencia de estados provinciales y de médicos, y la Corte Suprema en 2012 le dio preeminencia a la autonomía de voluntad de la mujer, por esta razón no podemos validar la discriminación actual porque eso sí es una violación de los derechos humanos, y debemos legislar por una sociedad más justa, igualitaria y con más inclusión".

LUENZO

Durante el debate del proyecto para la interrupción voluntaria del embarazo, el senador nacional por Chubut Alfredo Luenzo afirmó que "nadie quiere el aborto. Absolutamente nadie". "Pero vamos a trabajar para la vida de todos en el marco de la salud pública con esta ley que será de acompañamiento, de contención, que construye, que contiene y que saca del oscurantismo este tema trágico y tremendo", resaltó.

En su exposición, Luenzo aseveró que "queremos una sociedad un poco más justa, un poco mejor, un poco más humana" y remarcó que "venimos acá a reivindicar que defendemos la vida, que no es potestad ni hegemonía de un sector de la sociedad"

En ese sentido, manifestó que "lo que estamos llevando adelante es una herramienta para dejar de criminalizar a la mujer. Esto es lo que queremos poner en valor realmente: dejar de criminalizar a la mujer. Esto es lo que estamos votando. Darle autonomía... que es lo que nos cuesta tanto a los hombres... que los úteros dejen de transformarse en un territorio político controlado por los hombres y por el Estado".

El legislador nacional reclamó "terminar con este modo de ver a la mujer como un objeto" y subrayó que la IVE "no tiene que ver con las creencias religiosas ni con los tratados internacionales ni con el Código Civil ni con la Constitución Nacional, tiene que ver nada más que con la autonomía de la mujer". "Pero hace ruido sin lugar a dudas porque los hombres sentimos que perdemos poder. Es al revés justamente, nos hacemos más hombres: podemos reconstruir nuestra masculinidad, podemos ponernos de igual a igual con la mujer,  ser un poco más iguales, ser un poco más humanos a la hora de entendernos como parte de una sociedad mucho más justa y mucho más equilibrada", continuó.

Asimismo, Luenzo exhortó a "reconocer la ampliación de derechos que ha sido una lucha legítima, de años, sostenida por esa marea verde, sostenida por un trabajo extraordinario, militante" y pidió "no obligar a niñas madres, no obligar a jóvenes adolescentes a que no tengan la posibilidad de seguir estudiando, la posibilidad de trabajar, que no tengan la posibilidad de elegir. Esto al hombre no le pasa porque el hombre se va. Ese también es un problema que hoy estamos reconsiderando".

Por otro lado, el senador chubutense aseguró que "está claro y demostrado en el día de hoy que los hombres nos hemos permitido una autocrítica con los discursos, con los posicionamientos, con el reconocimiento" y expresó que "hoy muchos hombres justamente hemos puesto en valor el goce sexual de la mujer más allá de la capacidad reproductiva".