RAWSON (ADNSUR) - La crisis del gabinete provocó la presentación de las renuncias de Andrés Meiszner y Cecilia Torres Otarola, que aún no fueron aceptadas por el mandatario. Mañana viernes será un día importante para el futuro del equipo de gobierno de la provincia, y será el gobernador quien tendrá la última palabra.

Ni se le pidió la renuncia a todo el equipo, ni se nombró todavía a ningún sucesor de nadie. Mucha información circula por estas horas luego del sacudón que vivió el gabinete entre este martes por la tarde y la mañana del miércoles, pero la única realidad es que el gobernador Mariano Arcioni viajó ayer a Buenos Aires para mantener una serie de reuniones institucionales y políticas, y que volverá esta noche. Recién mañana piensa encarar el mandatario chubutense los pasos a seguir respecto a los ministros de su gabinete,  entre una serie de opciones que seguramente las analizará con su círculo más estrecho y de mayor confianza.

Lo primero a definir es si ya es un hecho la salida del secretario general de Gobierno, Andrés Meiszner (algo que algunos integrantes del equipo aún tienen esperanza de que se revierta, pero que parece casi imposible) y también de la ministra de Familia, con quien ya se había hablado de su salida, y sólo  resta definir los tiempos,  que pueden ser ya mismo o en los próximos días. 

Recién después, una vez resuelto si se generan estas vacantes, en Fontana 50 se deben evaluar quienes van a ocupar esos cargos, si es que los cargos pueden seguir vigentes. Esto es así, porque hay quienes piensan que es una oportunidad para avanzar en una nueva estructura del gabinete con menos cargos y menos áreas , una tarea que el mismo Arcioni encargó a sus colaboradores para achicar la estructura y el gasto del estado, y que aún está en un nivel de estudio.

Para algunos miembros de confianza del gobernador, no sería una mala oportunidad aplicar este achique ahora, sin tener que designar a nadie al frente de esos ministerios, pero es una decisión que lleva tiempo y que deberá evaluar el mismo gobernador.

En todo caso, si toda la estructura se mantiene tal cual viene funcionando, habrá que ver los nombres que define Arcioni para designar en reemplazo de Meiszner y de Torres Otarola, porque si algo dejó en claro, es que no va ceder a ningún tipo de presión. Si bien ya circularon públicamente un par de nombres que son bien considerados por el gobernador y a quienes ya tiene en su equipo, lo cierto es que las definiciones se van a tomar recién a partir de mañana, y no habría que descartar que se demoren todo el fin de semana.