BRASIL (ADNSUR) - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lanzó un polémico comentario a un periodista que lo abordó sobre el escándalo de corrupción que golpea a su hijo Flavio, senador, sospechado de lavado de dinero público con inmuebles y una chocolatería.

"Vos tenés una cara de homosexual terrible y no por eso te acuso de ser homosexual", le dijo el mandatario a un periodista que le preguntó en la puerta de la residencia presidencial si su hijo no podía haber cometido un "desliz" en su conducta.

El escándalo, que ya llegó al primer nivel de gobierno, tiene que ver con funcionarios ñoquis desde 2006 hasta 2018, la época en la que el segundo hijo de Bolsonaro fue diputado en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.

La fiscalía carioca acusa a Flavio Bolsonaro de comandar una organización ilícita y de haber lavado, para fines personales, unos 520.000 dólares para la compra de inmuebles y la apertura de una tienda de chocolates de la firma de alta gama Kopenhaguen.

El caso involucra a trece personas, que supuestamente entregaban el sueldo a cuentas de Flavio y de la familia de la segunda esposa de Bolsonaro, y entre los investigados se encuentra un amigo del Ejército del presidente, el policía Fabricio Queiroz, que fue jefe de asesores del despacho de Flavio en la Asamblea Legislativa.