El presidente ruso Vladimir Putin habló durante su conferencia de prensa anual de las personas transgénero y opinó que tiene un “enfoque tradicional y que es una “forma de oscurantismo" que las personas cambien de género por otro con el que se autoperciben.

“Si alguien piensa que mujeres y hombres son lo mismo, entonces que así lo piense. Pero debe haber sentido común”, remarcó.

 “Sigo con el enfoque tradicional de que una mujer es una mujer, un hombre es un hombre, una madre es una madre y un padre es un padre”, añadió el ruso. 

En 2013, el gobierno ruso votó una ley controvertida contra la “propaganda” homosexual dirigida a menores, que sirvió de pretexto para prohibir los desfiles del orgullo y el izado de banderas arco iris, estandartes de las comunidades LGTB+, detalla TN.

“Una mujer es una mujer y un hombre es un hombre”, dijo Putin y negó a las personas transgénero

En ese país, las marchas del orgullo gay están prohibidas por ley. El año pasado se hizo una enmienda a la Constitución, según la cual se especifica que el matrimonio es la unión entre "un hombre y una mujer".

“Espero que nuestra sociedad tenga la protección moral interna que dictan las confesiones religiosas tradicionales de la Federación Rusa”, expresó Putin.

El líder del Kremlin expresó que la singularidad y la fuerza de la sociedad rusa están condicionadas porque están constituidos como un país multiconfesional y multinacional. Y dijo que es fundamental “tratar con respeto los fundamentos de la cultura espiritual tradicional”. 

Putin manifestó su esperanza de que el pueblo ruso “tenga suficientes sistemas internos de protección contra este oscurantismo” e hizo hincapié en “combatirlo no con órdenes directas y gritos y acusaciones”, sino con el apoyo a los valores tradicionales.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!