Es muy probable que, en el corto plazo, la provincia del Chubut ingrese de lleno en el negocio de las nuevas tecnologías, con el tendido de redes de internet y la prestación de servicios de banda ancha y contenidos digitales, si prospera la idea que hoy está sobre el escritorio del gobernador Mariano Arcioni, que consiste en crear una empresa con capital 100 % estatal, cuyo nombre sería “Telecomunicaciones Chubut Sociedad del Estado”.

Hace cinco meses desde el área de Servicios Públicos del Ministerio de Infraestructura se viene trabajando en un proyecto –al que tuvo acceso ADNSUR- que busca un paralelismo con lo que sucede con Petrominera en el sector del petróleo, pero en el área de las comunicaciones. El objetivo inmediato es convertirse en el vehículo de las inversiones proyectadas por el gobierno nacional para democratizar el acceso a internet en los lugares más recónditos del territorio.  

Cuando desde esta columna se conoció la información, en una provincia con terribles problemas presupuestarios, la primera consulta fue si la nueva empresa demandaría la creación de una nueva estructura de cargos, teniendo en cuenta experiencias del pasado reciente como Ingentis, anunciada con bombos y platillos con integración de tres directorios cuyos integrantes cobraron altísimos sueldos durante años sin haber producido absolutamente nada. Y la respuesta fue que esta nueva Sociedad Estatal funcionaría con las estructuras administrativas, presupuestarias y los recursos humanos ya existentes en tres áreas: Infraestructura, Economía y Modernización del Estado.

En todo caso, el borrador estipula que la empresa sólo excepcionalmente podrá incorporar personal con vinculación laboral privada, pero para ello necesitará autorización expresa del Poder Ejecutivo. Lo que estaría definido es que la administración de la empresa estará a cargo de un Directorio, conformado por 3 Directores Titulares con carácter ad honorem, debiendo designarse igual número de suplentes, quienes durarán 3 ejercicios en sus puestos, pudiendo ser renovada dicha designación, sin limitación.  

Según esta iniciativa en estado embrionario, la idea es que los Directores serán designados por la Legislatura a propuesta del Ejecutivo, debiendo recaer la designación en funcionarios dependientes del Ministerio de Infraestructura, del Ministerio de Economía, y de la Secretaría de Modernización del Estado, que cuenten con conocimientos técnicos y/o profesionales que acrediten idoneidad para el cargo.

De acuerdo al borrador del estatuto de esta futura empresa, se establece que el Directorio, en su primera reunión designará un Presidente y un Vicepresidente que suplirá al primero en caso de ausencia o de impedimento. El Presidente del Directorio ejercerá además el cargo de Gerente General, quien será el principal ejecutivo de la Sociedad y tendrá a su cargo la conducción de las funciones ejecutivas de la misma. Pero antes de continuar con el desarrollo de la idea, la pregunta es por qué sería necesaria una empresa de este tipo.

RAZONES Y OBJETIVOS

El primer dato a tener en cuenta es que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) lanzó un paquete de programas y medidas para llevar internet y servicios TIC a toda la Argentina, con una inversión total de 3.800 millones de pesos, con el objetivo de democratizar la banda ancha y acortar la brecha digital que existe con las zonas más aisladas, menos desarrolladas y más vulnerables.

Para agilizarlos, modificó el reglamento general de servicio universal, con requisitos de proyectos que buscan acelerar la creación de puestos de trabajo en el sector TIC. Diseñó cuatro programas nacionales para el mayor acceso a conectividad a internet: uno para villas y barrios populares ($ 1000 millones); otro para poblaciones de zonas adversas y desatendidas ($ 300 millones); otro para instituciones públicas de educación, salud y seguridad ($ 2000 millones); y el restante de acceso a servicios de comunicaciones móviles ($ 500 millones).

En ese marco, el subsecretario de Energía, Claudio Jurdana, explicó a ADNSUR que Chubut diseñó el Plan Provincial de Telecomunicaciones 2020-2030 que busca dar conectividad y acceso a servicios a localidades del interior, especialmente a escuelas, centros de salud, organismos provinciales y municipales, seguridad y red provincial de CCTV. “Se ha diseñado en los últimos años con gente propia del sector, y en el contexto de este financiamiento nacional, se apunta al desarrollo de redes troncales para zonas aisladas y de desarrollo institucional, así como la llegada a determinados barrios”.

El funcionario indicó que ese plan se apoya inicialmente en la red federal de fibra óptica, que recorre 9 localidades que hoy tienen presencia de Arsat a lo largo de la ruta 40 en la cordillera. A partir de allí, propone hacer el tendido de más de 2000 kilómetros de fibra óptica que crucen toda la provincia en cinco etapas, para unir todas las localidades del interior, por una inversión total de 76 millones de dólares.

La primera etapa proyectada es “Meseta Sur”, 550 km con una inversión de U$S 20 millones; la segunda es “Meseta Norte” (650 km con una inversión de U$S 24 millones); la tercera es “Cordillera Norte” (370 km de tendido por una inversión de U$S 14 millones); la cuarta es “Cordillera Sur” (300 km con un costo de U$S 11 millones); y finalmente la etapa “Costa Atlántica” (180 km por un valor de U$S 6,7 millones).

En ese contexto, y dentro del decreto nacional que considera a estos servicios públicos como esenciales, dijo Jurdana que “hay que avanzar en una empresa como sujeto de crédito para canalizar esos fondos, y por ello se está pensando en una sociedad del estado”. Y puntualizó que “este borrador se está intercambiando con diputados, porque para consolidar este plan de desarrollo, queremos sociabilizarlo con los legisladores”.

En cambio, Jurdana fue tajante al señalar que la creación de una empresa provincial de energía “no está en agenda por el momento, sino que se está desarrollando un plan estratégico de desarrollo energético, en un sistema transversal con todos los actores del sector, con una mirada común del futuro que nos imaginamos para Chubut en materia energética. Quizás en algún momento a futuro llegue la necesidad de crear una empresa, pero no es el momento de la provincia para crear más costos para un sector que ya tiene áreas específicas de abordaje, como es la Subsecretaría en Servicios Públicos”, indicó.

FINALIDAD

Respecto a la finalidad que tendría una sociedad estatal de este tipo, el borrador que está en carpeta marca que habría por un lado una potencialidad de empresa que podría “realizar por cuenta propia y/o de terceros y/o asociada a terceros, tanto dentro del territorio de la República como fuera de él la explotación, comercialización, prestación y promoción de servicios de telecomunicaciones, y cualquier otro asociado y/o vinculado a los mismo, bajo cualquier tecnología actual o futura, incluidas comunicaciones de voz, video, datos o cualquier otra modalidad, para servicios urbanos, interurbanos, nacionales e internacionales, a través de todo medio de transporte (ondas radioeléctricas, fibra óptica, coaxil, par de cobre, aire, satélite, etc.), concretando las obras necesarias a tal fin”.

Por otra parte, está claro que habría una finalidad vinculada a la “prestación de servicios públicos de innovación tecnológica y de telecomunicaciones en la jurisdicción de la Provincia de Chubut” lo que comprende “la prestación de servicios de conectividad a Internet; transmisión de datos; telefonía; televisión y servicios de valor agregado así como el desarrollo e investigación sobre futuras tecnologías en la materia; asistencia técnica para la innovación; desarrollo de soluciones informáticas; demás actividades conexas y/o complementarias y/o secundarias que hagan al cumplimiento de sus fines y su objeto social, ya sea como contratista del Estado Municipal, Provincial o Nacional u otros organismos públicos, y/o privados, pudiendo participar en licitaciones públicas, privadas, concursos de precios y/o cualquier otra forma de contratación, previéndose asimismo que podrá contratar la prestación de otros bienes y servicios por su cuenta y orden y a terceros”. 

Y también se incluye entre las posibles finalidades de esta futura empresa “prestar servicios de radiocomunicación cuyas emisiones se destinen a ser recibidas directamente por el público en general (abarcando, pero no limitándose, a emisiones sonoras, de televisión o de otro género) servicios de radiodifusión, prestación de servicios de telecomunicaciones entre oficinas o estaciones de telecomunicación de cualquier naturaleza, situadas en el país o en países distintos o pertenecientes a países distintos de la Argentina”.

Se agrega como fin de esta nueva área, el “prestar servicios de telecomunicaciones destinados principalmente al intercambio de información por medio de la palabra, sea este móvil o fijo -telefonía- y, en general, la prestación de servicios de todo tipo de transmisiones, emisiones o recepciones de signos, datos, señales, escritos, imágenes, sonidos o informaciones de cualquier naturaleza por hilo, radioelectricidad, medios ópticos u otros sistemas electromagnéticos”, como Servicios de Comunicaciones Móviles, Servicio de Radiocomunicaciones Móvil Celular, Servicio Radioeléctrico de Concentración de Enlaces, Servicio de Telefonía Móvil, Servicio de Comunicaciones Móviles y Servicio de Comunicaciones Móviles Avanzadas.

Por otra parte, la empresa podría “intervenir en toda licitación, concurso o cualquier otra modalidad de selección o adjudicación, relativa a la concesión de otras licencias para servicios de telecomunicaciones y tecnología análoga en el país y/o en el extranjero, convocadas por autoridad competente, bajo la modalidad contractual que en cada caso se defina; participar en las licitaciones, concepciones y demás mecanismos de contratación públicos y/o privados, celebrar contratos, acuerdos, adquirir derechos y contraer obligaciones, de cualquier clase y naturaleza, importar y exportar mercaderías, equipamientos, sistemas y demás bienes o servicios, desde y hacia cualquier otro país”.

CONTROLES

Un dato a tener en cuenta, es que de acuerdo a este borrador que ya circula entre diputados, en la empresa estatal de Telecomunicaciones no resultarían aplicables las disposiciones de la Ley de Procedimientos Administrativos de la Provincia de Chubut que establece y regula la Administración Financiera y el Sistema de Control Interno del Sector Público, y que además a esta empresa se la eximiría de pagar todos los tributos provinciales que impacten sobre su objeto social mientras la titularidad del cien por ciento de los Certificados Nominativos representativas del capital social permanezca en manos del Estado.

El proyecto establece que la empresa definirá su propia política de procesos de compras y abastecimiento, y dictará la normativa adecuada para la prevención de actos de corrupción reduciendo los espacios pasibles de los mismos, promoviendo la integridad y la transparencia en los procesos de compras y abastecimiento y promoverá la adopción de buenas prácticas de integridad y transparencia entre sus proveedores.

Por otra parte, en el estatuto de creación se estipula que además del directorio, la fiscalización de la sociedad estará a cargo de una Comisión Fiscalizadora compuesta por 3 Síndicos Titulares con carácter ad honorem, designándose igual número de suplentes, quienes al igual que los directores, deberán ser designados por la Legislatura a propuesta del Ejecutivo, y ser a la vez funcionarios dependientes del Ministerio de Economía, y de la Fiscalía de Estado de la Provincia del Chubut.

Siguiendo con la propuesta, se plantea que la sede de Tech S.E. será establecida por el Directorio de la Sociedad, que podrá establecer, asimismo, administraciones zonales, delegaciones, agencias y representaciones, dentro o fuera del País. El término de duración de la Sociedad sería de 99 años, contados desde la fecha de inscripción de este Estatuto en el Registro Público de Comercio.

Como recursos de la nueva empresa, se enumeran los siguientes: a) Los aportes de capital y todo tipo de partida presupuestaria asignada por Ley Provincial y/o Decreto del Poder Ejecutivo; b) Los fondos que provengan de servicios prestados a terceros; c) Las transferencias de activos, aportes no reembolsables, donaciones y legados que reciba y acepte, provenientes de entes públicos o privados; nacionales, provinciales o municipales; d) Los intereses y beneficios resultantes de la gestión de sus fondos propios y activos; e) Todo ingreso no previsto en los incisos anteriores, proveniente de la gestión de la Sociedad.

La idea de una nueva empresa estatal está en marcha, y ahora habrá que ver de qué manera esto es recibido por el resto del arco político, teniendo en cuenta que necesitará votos de bloques opositores. En una provincia tapada de las urgencias del día a día, no parece una mala idea incluir en la agenda el debate sobre el desarrollo de nuevas actividades para los próximos diez años, más aún si se punta a democratizar el acceso a las nuevas tecnologías a sectores que hoy las tienen vedadas.