RAWSON (ADNSUR) - La sesión del último martes podría haber derivado en la primera baja dentro de las 16 bancas que hasta aquí tiene el bloque de Chubut al Frente en la Legislatura, si se tiene en cuenta lo dicho hoy en conferencia de prensa en Casa de Gobierno por Mariano Arcioni. El mandatario no dudó en afirmar que una diputada que impulsa una iniciativa que va en contra de algo propuesto por el gobernador no puede ser considerada oficialista, en alusión a la ex intendenta de Rawson, Rossana Artero, quien impulsó un proyecto de Ley para modificar el estatuto del Banco del Chubut y exigir 4 años de residencia para ocupar la presidencia, precisamente en el mismo momento en que el Poder Ejecutivo propuso a Javier Alvaredo para ese cargo.

La propuesta presentada por Artero en la Hora de Preferencia de la última sesión, que incluso pidió que sea tratada sobre tablas y no tuvo éxito, es prácticamente igual a la presentada por el justicialista Carlos Eliceche, uno de los más acérrimos opositores al gobierno. Ambos piden que se cumplan los mismos requisitos para ocupar la presidencia del banco oficial que se exigen para ser gobernador o diputado provincial, esto es, 4 años de residencia inmediata en territorio chubutense. Es decir que van en contra de la propuesta del gobierno, de designar en ese cargo a Javier Alvaredo, licenciado en Economía recién arribado de Buenos Aires. 

Consultado este mediodía al respecto Arcioni dijo que ese proyecto "fue presentado por una diputada que en su momento manifestó ser del oficialismo, pero yo no considero que sea tal, una persona que va en contra de lo que propone el gobernador". La pregunta de un periodista aludió precisamente a la propuesta de Artero, a quien Arcioni no mencionó con nombre y apellido,  pero con la que evidentemente están rotas las relaciones a juzgar por la actuación de la diputada en la sesión y por la reacción del mandatario.

Hay que recordar que Artero, ex concejal capitalina e intendenta de Rawson en dos periodos consecutivos, quien fuera suspendida por los concejales de su ciudad con un pedido de juicio político en el final de su segundo mandato, integró un lugar de privilegio en la lista encabezada por Arcioni y Sastre hace un año, ya que en las elecciones del 9 de junio fue la primera mujer de la lista de diputados y segunda en el orden, detrás de Juan Pais. Otro dato a tener en cuenta es que el principal asesor de la diputada es el ex legislador Alfredo Di Filippo, quien en la Legislatura pasada terminó rompiendo con el bloque del PJ que integraba para armar el bloque Convergencia junto a Sergio Brúscoli.