CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - "Yo quiero que Juntos por el Cambio vuelva a gobernar. Porque siento que aprendimos, que hay muchos líderes que fueron creciendo y que vamos a poder hacer algo bueno para la transformación de la Argentina. Ahora, ¿si yo tengo aspiraciones? Yo quiero transformar el país. El lugar que vaya a ocupar lo va a definir la gente", señaló este domingo María Eugenia Vidal. 

María Eugenia Vidal volvió tras un año a marcar la cancha de la política. "A veces algunos creen que los candidatos los define una mesa política, una cumbre partidaria, otro candidato. En marzo de 2023 veremos qué es lo que la gente nos demanda, en ese momento daremos el debate" agregó.

Según su tiempo fuera de los titulares, expresó: "Fue silencio público, en privado seguí haciendo política. Apenas empezó la pandemia me puse a disposición de los intendentes y de Horacio. Y trabajé en todas las iniciativas solidarias que pude porque me parecía que era y sigue siendo un momento para poner el hombro".

En cuanto a las medidas del gobierno nacional dijo que "las restricciones que estamos discutiendo nacen en el fracaso del plan de vacunación. Nos habían dicho que iba a haber 20 millones de personas vacunadas para este momento del año y ni siquiera llegamos a seis. Y me parece inentendible que estemos discutiendo públicamente si las escuelas tienen que estar abiertas o cerradas, después de un año sin clases y que sabemos que ése no es un foco de contagio".

En cuanto a la gestión de Axel Kicillof en la Provincia, dijo: "La inseguridad está creciendo en la Provincia. La inflación, con el 4,8% que se anunció, eso no hay argentino que no lo sienta. Un salario promedio no puede hacer frente a un alquiler, a los servicios y al supermercado".

"En estos tiempos de pandemia, al ciudadano común no le importa si voy a ser candidata. Tiene problemas concretos de llegar a fin de mes, miedo a no enfermarse. En todo caso es una discusión más de la política que no estoy apurada por dar", dijo al evitar contestar sobre las aspiraciones concretas en su carrera política.

En cuanto a la gestión del gobierno nacional, Vidal consideró que Cristina Fernández de Kirchner "es una vicepresidente con mucho poder. Por las decisiones que toma, por los lugares que ocupa. De todas maneras nunca dudé que Fernández y Fernández eran lo mismo".

"Pensando sobre mí, y no sobre el gobierno nacional, Mauricio o su gabinete, creo que me alejé de la gente en el conflicto docente. Eso fue un error, no importa quién tenía razón" expresó la ex gobernadora sobre su gestión y amplió: "Pero sí tengo una autocrítica en que muchas de las diferencias que tenía sobre la política económica tendría que haberlas puesto más a la luz".

"El poder aleja. Aleja de la gente. Y a mí me pasó sobre todo durante el conflicto docente de 2008, algo parecido a lo que pasa ahora en esta discusión por el cierre de escuelas. Al final del día lo importante no es quién tiene razón, sino cómo resolvés el problema de la gente", completó en una entrevista con el diario Clarín.