El fuerte reclamo realizado por el presidente saliente del STJ, Alejandro Panizzi, tiene su contraparte en los recelos que se escuchan en la Legislatura provincial, ya que no pocos diputados advirtieron desde fines del año pasado, que el incremento en las partidas presupuestarias implicaría "subas salariales cercanas al 60 por ciento" dentro de la estructura judicial, que de por sí cuenta con una de las escalas salariales más altas de la provincia.

Vale recordar que, tal como advirtió ADNSUR en noviembre del año pasado, la previsión de gastos para este año por parte del Poder Judicial subió un 95 por ciento en relación a los 10.178,9 millones previstos en el presupuesto 2021.

Comparativamente, el poder Ejecutivo elevó sus partidas en un 51 por ciento, al pasar de recursos previstos en casi 145.000 millones de pesos en 2021, a 218.733 millones de pesos en 2022. Y el poder Legislativo, finalmente, vio incrementar sus partidas en sólo un 36 por ciento, elevándose de 2.238,4 millones a 3.057,2 millones de pesos de gastos proyectados para 2022.

En ese marco, las diferencias surgen con claridad, ya que la asignación del presupuesto se vincula con las masas salariales, que insumen la mayor parte de los presupuestos de los distintos poderes del Estado. Mientras a docentes y enfermeros el poder político les pide aceptar el 21 por ciento en tres cuotas "y seguir discutiendo a mitad de año", la previsión judicial abarcaría, de ser ciertas las estimaciones, más del triple de esa propuesta.

En la discusión política que algunos sectores pretenden plantear, tanto en el Ejecutivo como en el Legislativo, se encuentra la “ley de enganche” que los jueces de la provincia tienen con relación a los salarios de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El año pasado, esa norma estuvo suspendida por un lapso de seis meses, a raíz de la emergencia en la que los haberes eran abonados en forma escalonada, pero volvió a cobrar plena vigencia. De ese modo, dentro de la proyección del presupuesto 2022 de los magistrados chubutenses se contemplaría la actualización la escala de la Corte nacional.

De hecho, en su discurso el ministro Panizzi cuestionó a los legisladores, tal como reflejó ADNSUR más temprano, al señalar que la ley que desenganchó temporalmente los haberes de los jueces chubutenses con sus pares nacionales “generó un atraso salarial ostensible y aumentó el clima de tensión con los trabajadores”.

Los diputados de distintos bloques vienen criticando el sistema de que ata automáticamente los haberes del Poder Judicial de Chubut con los de la justicia federal, como se vio reflejado durante las entrevistas para cubrir las vacantes del Superior Tribunal de Justicia: los candidatos, que hoy son flamantes ministros, fueron consultados a su turno qué pensaban de esa normativa, lo que motivó respuestas acordes al objetivo de que ese mecanismo tendría que ser revisado.

Es posible que esas respuestas, que seguramente fueron "políticamente correctas" porque buscaron satisfacer lo que los diputados examinadores querían escuchar, generen una primera grieta dentro de la nueva conformación de la cúpula judicial de la provincia. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!