CAPITAL FEDERAL - José "Pepe" Mujica, expresidente uruguayo entre 2010 y 2015, decidió no asistir a "la contracumbre del G20" en Argentina: "No debo contribuir a crear obstáculos". El ex presidente de Uruguay aseguró que debe ser "muy prudente en esta tan especial coyuntura" y prefirió no generar tensiones entre Buenos Aires y Montevideo.

"Pepe" Mujica se bajó de la "contracumbre del G20"

El ex mandatario debía encabezar el I Foro Mundial de Pensamiento Crítico este martes en la capital argentina y brindar una charla titulada "América Latina: miedo, esperanza utopía". Finalmente, no asistió para "no crear obstáculos"  entre ambos países, afirmó en una carta publicada en Twitter.

El evento, pensado originalmente para el debate entre investigadores e intelectuales fue lanzado el lunes por las ex presidentes Dilma Rousseff (Brasil) y Cristina Fernández de Kirchner (Argentina).

"Entiendo que no es esa la intención" de los organizadores, "pero no debo contribuir a crear obstáculos subjetivos como los que abundaron en la historia del Río de la Plata. Estoy obligado a ser muy prudente en esta tan especial coyuntura y colaborar con el interés de mi gobierno y mi pueblo", añade, sin mayores datos, y lamenta "no poder cumplir el compromiso acordado".

Según detalla Infobae, Rousseff y Kirchner llamaron a construir frentes populares para enfrentar a la derecha en América Latina, en un evento a pocos días del G20 de presidentes que recibirá Buenos Aires del 30 de noviembre al 1° de diciembre.

Cabe recordar que Rousseff fue destituida por el Congreso brasileño y Kirchner fue encausada como jefa de una asociación ilícita en la causa que estalló este año conocida como "los cuadernos de la corrupción". La causa remite a supuestos sobornos millonarios que habrían pagado importantes empresarios a cambio de obtener contratos de obra pública entre 2003 y 2015, durante los gobiernos de Cristina Kirchner y de su esposo Néstor, ya fallecido.

La ex presidenta argentina acumula siete procesos judiciales en su contra mientras que en Brasil, el ex presidente Luis Inácio Lula da Silva (2003-2011), padrino político de Rousseff, purga una pena de 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de activos.

Fuente: Infobae