El presidente Alberto Fernández esbozó una durísima crítica a los jueces de la Corte Suprema luego del fallo que avaló las clases presenciales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Junto a Cristina Kirchner, Sergio Massa y Axel Kicillof, el jefe de Estado acusó a los integrantes del máximo tribunal de haber fallado en virtud de sus intereses políticos y no en base al derecho.

“Yo creo que un juez tiene derecho a postular a un presidente y a votarlo. Puede hacerlo, sin ninguna duda. Lo que no puede hacer es usar las sentencias para favorecer a los candidatos que le gustan. Eso no lo pueden hacer”, planteó el mandatario en dos oportunidades durante su discurso.

El Presidente y Cristina Kirchner tuvieron algunos gestos de complicidad durante el evento. La vicepresidente asintió y aplaudió las palabras de su compañero de fórmula, pero no habló. Quien sí lo hizo fue el gobernador bonaerense Kicillof, quien remitió a la causa del dólar futuro -ya archivada- para cuestionar al Poder Judicial. Antes, el anfitrión, el intendente de Ensenada Mario Secco, apeló a un discurso belicoso y a una frase que recuera tiempos oscuros de la Argentina.