BUENOS AIRES - El presidente Alberto Fernández aseguró este martes que tomó la decisión de impulsar la expropiación de la empresa Vicentin porque la firma corre riesgo de ser adquirida a bajo precio por parte de una multinacional extranjera.

"Empezaron a llegarme la semana pasada emisarios de esos que siempre aparecen proponiéndome hablar con los dueños de Vicentin para encontrar una solución y me pareció que eso sólo enturbiaba la decisión que nosotros queríamos tomar", dijo Fernández.

El jefe de Estado consideró también que la situación financiera de la empresa agroexportadora "no se estaba atendiendo adecuadamente y era difícil explicar por qué se habían endeudado de ese modo".

"Nos venía pareciendo que esto podía terminar resolviéndose con una compra a bajo precio de parte de una de las multinacionales que ya existen", dijo el mandatario.

E indicó que eso no le parecía bien a su gobierno porque "significaba que la Argentina perdía un operador muy importante en manos de esa trasnacionalización".

Por ello, se puso a trabajar con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, dado que la empresa nació y está radicada en esa provincia.

Luego se iniciar ese trabajo tuvo un planteo el Presidente por parte de la senadora nacional por Mendoza Anabel Fernández Sagasti para avanzar con la expropiación de la compañía, que también tiene negocios en la provincia cuyana.

"Vicentin es una empresa muy importante de la exportación de granos, tiene el 13% del mercado. Es una empresa argentina en un mercado que se trasnacionaliza permanentemente de un modo preocupante para nosotros teniendo en cuenta la incidencia que tiene todo el mercado cerealero en la economía argentina", dijo Fernández en declaraciones a radio Con Vos.

El Presidente indicó que la empresa tenía un problema creciente que comenzó siendo financiero y terminó dejando a más de 2.600 productores varados, porque entregaron sus granos y no recibieron la compensación en pesos, lo que generaba una serie de conflictos en la provincia de Santa Fe.

"Vicentin tomó créditos con Bancos como el Nación, el Provincia, el Ciudad y el BICE", precisó el Presidente.

Fernández aseguró que esta vez no se avanzará con la lógica del Estado que expropia y pone un político al frente sino con la idea de que sea gerenciada con la característica que tiene una compañía como YPF, que es de capitales mixtos, que tiene el rigor de una empresa de mercado que cotiza en Nueva York.

"No está en la cabeza de ninguno de nosotros andar expropiando empresas", sostuvo el jefe de Estado.

"La excepcionalidad de esta decisión es absoluta", remarcó el Presidente.