CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Se presentó en el Congreso de la Nación un proyecto de ley que propone crear la figura de “homicidio vial” para establecer penas más duras a aquellas personas que asesinen a otra u otras fruto de una corrida o una picada callejera ilegal.

El proyecto de ley establece entre 8 y 25 años de prisión para el homicida. Además, propone privarlo de la libertad desde el minuto cero de la investigación e inhabilitar su licencia de conducir de por vida.

Por iniciativa de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), el proyecto se llama “Ley Tahiel”, en alusión al niño de seis años que murió el 13 de septiembre en Laferrere tras ser atropellado por un auto cuyo conductor estaba corriendo una picada.

“Cuando murió Tahiel me puse a revisar la legislación y me pregunté cómo no está previsto en el Código Penal el delito de matar corriendo una picada. Se aplica el homicidio culposo y, algo que empieza con la acción voluntaria de participar en una carrera ilegal se equipara a una conducta involuntaria, como si fuera un accidente. Algunos jueces apelan a la figura del homicidio con dolo eventual, pero después también es difícil probarlo”, explicó el director de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

Si el proyecto de ley se aprueba, los asesinos al volante serán castigados como si fuera un homicidio intencionado. "Esta ley va a darle una herramienta a los jueces para que puedan hacer justicia sin tener que recurrir a la figura del homicidio con dolo eventual”, sostuvo Martínez Carignano.

Hoy por hoy, correr picadas tiene una pena de seis meses a tres años con inhabilitación a conducir por el doble de tiempo que la condena, según el artículo 193 bis del Código Penal.

La madre de Tahiel, presente en el Congreso para la presentación de este proyecto, reclamó que “se haga ley” y pidió “justicia por el asesinato” de su hijo “y para todas las víctimas”.

El ministro de Transporte, Mario Meoni, manifestó que “hay que castigar, de una vez por todas, a quien utiliza un medio que es para transportar y lo usa para matar”.