CAPITAL FEDERAL - Luego de las primeras reuniones que el presidente Alberto Fernández mantuvo con el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para definir la continuidad de la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, opinó que “es deseable” volver a la fase 1 de la cuarentena en esa zona para evitar así un mayor aumento en los casos de coronavirus.

Durante una entrevista que brindó al periodista Luis Novaresio para el programa Animales Sueltos, el titular de la cartera sanitaria advirtió que el pico de contagios en la Argentina “todavía no llegó” y remarcó que muchos países del mundo debieron dar marcha atrás con algunas medidas de flexibilización ante una nueva escalada de los infectados.

Consultado por la posibilidad de endurecer el confinamiento, González García señaló que eso sería recomendable teniendo en cuenta “la velocidad de diseminación del virus, con la circulación comunitaria como la que tenemos y en una megalópolis como lo es el AMBA”,

“Es deseable (volver a la fase 1), evidentemente tenemos que tomar alguna medida porque lo que nosotros estuvimos haciendo fue muy útil para tener un crecimiento lento, se esperaban resultados muchos más trágicos para este tiempo, pero estamos creciendo (en cantidad de enfermos) y tenemos que buscar cómo lo paramos. Siempre dijimos que eso se hace poniendo el pie en el freno”, resaltó.

En este sentido, el ministro sostuvo que es preciso “recomponerse un poco” porque, en su opinión, la gente “bajó la guardia en el sentido de que no es lo mismo la actitud que tiene, por lo menos una gran parte, con respecto a los cuidados y la observancia de las normas”.

“Yo entiendo, estamos cansados. Yo estoy cansado, pero no hay otro método. Es increíble que en un siglo tan tecnológico, tan innovador como este, de tanta explosión de conocimiento, tengamos que recurrir a herramientas del Medioevo como el aislamiento, el distanciamiento, lavarnos las manos seguido, el uso del tapaboca, que son las más útiles”, agregó.

Entre otras cosas, el funcionario aseguró que “restringir el transporte público es fundamental” porque “el virus no viaja solo”, sino que lo hace “en las personas” y con esos medios de movilidad “se lo lleva de un lado para el otro”.

“Creo que hay mucho movimiento, creo que (el aislamiento más estricto) será un periodo más corto, quizás no va a ser tan largo como fue al principio, pero nosotros tenemos que hacer algo para frenar la curva, sino en realidad todo lo que viene será un crecimiento (de los casos)”, insistió.

No obstante, González García también destacó que el Gobierno tiene que “tener mucho equilibrio con la situación de la gente, que está cansada”, por lo que será necesario “ser muy respetuosos y ver hasta dónde se les pide un sacrificio, que tampoco es un sacrificio porque es cuidar a los que uno quiere”.

“Tengo entendido que en lo que quedaron hoy (por ayer lunes) las autoridad es volver a juntarse el jueves, estamos todos monitoreando a tiempo real. Salvo que haya una estampida fenomenal, no creo que se tome una medida antes del jueves”, precisó.

En esta línea, el titular de la cartera sanitaria destacó que los más importantes es que “haya cumplimiento” por parte de la ciudadanía de estas nuevas normas, “de la forma en la que sea, ya sea con el distanciamiento o con el aislamiento” porque “lo que está pasando desde hace unos días es que aflojaron, dejaron de cumplir”.

Sobre las negociaciones entre las autoridades nacionales, porteñas y bonaerenses para definir la manera en la que se implementará esta nueva etapa de la cuarentena, el ministro explicó que “la Ciudad siente que quizás ya le pasó el pico y que ahora lo tiene más controlado y que entonces no sería necesario” ir hacia un aislamiento más severo.

“Pero eso varía porque todos somos inteligentes, entonces nos vamos dando cuenta de que si pasa algo como lo de hoy, la cantidad de casos que hubo, eso hay que verlo, evidentemente no parece ser tan cierto eso de que está estable”, detalló.

Por último, aclaró que está “totalmente” de acuerdo con mantener el permiso para sacar a pasear a los niños durante esta nuevo periodo del confinamiento: “No sé si estoy hablando en nombre de mis nietos o de la gente que piensa así, pero creo que a los chicos les hace bien”, cerró.