RAWSON - El ministro del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Panizzi, valoró la relación actual con el Poder Ejecutivo destacando que a pesar de las dificultades presupuestarias “las necesidad y urgencias son atendidas”, al tiempo de reconocer que “el presupuesto judicial está atado a la suerte económica Provincial”.

En 2015, el entonces presidente del STJ habría criticado, tras reiteradas reuniones con el ex ministro de Economía de la administración Buzzi, Pablo Scocca, que se trataba de “un presupuesto fantasma, del que no participamos” y que, del mismo, “recibimos el 11 por ciento, que es poco de cualquier cosa”.

Un año después, el ministro del máximo órgano judicial del Chubut valoró el diálogo y, si bien reconoció las inclemencias económicas del orden nacional con impacto a nivel local, sostuvo que “por lo menos tenemos buen diálogo y nuestros reclamos son atendidos, a la vez que las necesidades principales y las urgencias son atendidas, también”.

"TENEMOS BUEN DIÁLOGO"

En relación a la situación del Poder Judicial del Chubut, en el marco de la puja que dicho estamento mantuvo durante el anterior Gobierno Provincial por la falta de presupuesto, Panizzi indicó que “el presupuesto del Poder Judicial está atado, en cierto modo, a lo que es la suerte económica del Estado Provincial; sabemos que son tiempos difíciles, incluso el Estado Federal está ‘corriendo la coneja’, entonces a nosotros nos toca correr a nuestra propia coneja, pero por lo menos tenemos buen diálogo y nuestros reclamos son atendidos, a la vez que las necesidades principales y las urgencias son atendidas, también”. En relación a años anteriores, trazó un balance positivo, “a pesar de que el panorama económico no es muy alentador, por ahora”.

DEUDAS A PROVEEDORES

Una de las principales contingencias que el Poder Judicial provincial debió sortear durante la anterior administración provincial fue la falta de fondos, en muchos casos, para la compra de insumos básicos; tal es así que, en el marco de dicho conflicto, ocurrieron lamentables episodios como el “secuestro” de los bidones y dispensadores de agua de una dependencia judicial, por “falta de pago” a los proveedores, así como también, la falta de un presupuesto establecido, provoca interferencias al momento de tener que nombrar funcionarios y colaboradores, generando rispideces en la estructura de funcionamiento de la Justicia.

Sobre esta cuestión, quien fuera presidente del máximo órgano judicial de la Provincia hasta este año, sostuvo que “hemos llegado al paroxismo, en algún momento, en el que los fiscales no podían hacer pericias porque no tenían dinero para su concreción, al tiempo que se resiente la creación de nuevos organismos, el mantenimiento de la infraestructura, del parque automotor” y remarcó que “el Poder Judicial presta un servicio, y como todo servicio, uno bueno es más caro que uno malo; por lo cual, con menos dinero, empeora, esto es una lógica básica de la economía”.

Sobre este punto, remarcó que “poco a poco, nos vamos reacomodando” y se refirió a las diferencias entre los últimos cuatro años, donde las decisiones presupuestarias pasaban “por delante” de dicho órgano judicial, y el escenario actual, comentando que “como en algún momento dije, hace unos años, nosotros vivíamos de la mendicidad pública, y ahora hay un canal de diálogo con el Poder Ejecutivo provincial, que es el que maneja la hacienda pública, por lo que el diálogo es maduro, transparente y hasta democrático, algo que permite que vayamos atendiendo, paulatinamente, nuestras necesidades”.

El presupuesto “no lo tenemos”, aclaró Panizzi, agregando que “lo que tenemos es dinero, con el cual vamos afrontando los gastos”.

CODO A CODO

Consultado sobre si la falta de presupuesto podría estar sujeta a “decisiones judiciales en el ámbito político”, el ministro del STJ resaltó que “por supuesto que no” y que “negociar una sentencia es un delito y algo repudiable, pero sabemos que hay gente que ‘andaba por esos barrios’”, ironizó.

Panizzi precisó que la relación con el Ejecutivo Provincial “es madura, con diálogo y como debe ser” y que “hay temas que nos convocan y que nos obligan a ir codo a codo por el mismo sendero, incluso con el Poder Legislativo”, concluyendo que “hace poco nos convocaron para un asunto concerniente a la seguridad ciudadana; el pasado miércoles tuvimos una reunión con los legisladores por el mismo asunto, de manera que los temas comunes están siendo llevados de buena manera, en términos civilizados y adultos como debe ser”.

CHUBUT ES PIONERA

En el marco del Encuentro Nacional de Oficinas Judiciales, llevado a cabo en el Hotel Rayentray de Puerto Madryn, el ministro del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Panizzi, destacó que la provincia del Chubut, “pionera” en la implementación de la primera Oficina Judicial en el país, fuera sede de las jornadas en las que “intercambiaremos experiencias y replicaremos las buenas prácticas, además de aunar criterios”.

A su vez, recordó que “hace más de diez años que tenemos la Oficina Judicial en la Provincia” y puso en valor que “era natural que las otras oficinas también propusieran que las primeras jornadas fueran acá, porque a medida que se iba replicando la idea de la creación de un organismo de gestión judicial, las provincias enviaban delegaciones para que vieran cómo funcionaba la nuestra y demás”, recordando que “recientemente, el ministro de Justicia de la Nación (Germán Garavano), nos citó como ejemplo de modelo a seguir”.

FORTALECER LAS OFICINAS JUDICIALES

En relación a la jornada, el ministro del STJ sostuvo que “en primer lugar, el objetivo es fortalecer este tipo de organismos, y la primera (Oficina Judicial) del país fue la nuestra, en el Chubut”, a la vez que sostuvo que “la idea es intercambiar experiencias y replicar las buenas prácticas, para unificar criterios”.

Sobre esta línea, explicó que “la Oficina Judicial, a diferencia de otros organismos, es uno muy dinámico, enteramente dedicado a la gestión judicial, de procesos y al diseño de nuevos procesos de trabajo; hace más de diez años la tenemos en la Provincia, se fue replicando, y hoy (por el jueves), por primera vez se juntan todas las que existen en el país, que cada vez son más, hasta que la tengan todas las provincias de la Argentina”.

En este contexto, Panizzi destacó que “era natural que las otras oficinas también propusieran que las primeras jornadas fueran acá, porque a medida que se iba replicando la idea de la creación de un organismo de gestión judicial, las provincias enviaban delegaciones para que vieran cómo funcionaba la nuestra y demás”.

El ministro del Superior Tribunal recordó que “somos los pioneros, por lo que era natural que este encuentro se hiciera en nuestra provincia”.

MODELO DE PERFECCIONAMIENTO

Consultado respecto de la experiencia del trabajo con las oficinas judiciales, a diferencia del Código Penal anterior, Panizzi explicó que “la misma es muy enriquecedora, lo que tiene este tipo de proceso de trabajo, es que es un modelo de perfeccionamiento permanente; sobre el horizonte, como dice Galeano, uno ‘camina dos pasos y se aleja dos pasos’; entonces, la experiencia fue tan enriquecedora, tanto que el otro día vino el ministro de Justicia de la Nación y nos ponía como un ejemplo de modelo a seguir; también, hay cuestiones negativas, desde luego, pero en resumen creo que es una experiencia muy positiva, susceptible de seguir mejorándose”.

Fuente: El Diario de Madryn