El congresal del Partido Justicialista Chubut, Miguel ‘Coné’ Diaz, realizó duros cuestionamientos contra la conducción del PJ. “Nuestro peronismo no deja de sorprender. Parece que –ante cada reunión- se puede caer más bajo de lo que veníamos. El espectáculo que está dando el PJ es lamentable. Somos la vergüenza provincial no sólo por los resultados electorales sino también por la forma en que se maneja este partido”, afirmó.

Y a continuación, aseguró que “el PJ está conducido por un grupo de ‘barrabravas’ apretadores y violentos que responden a Carlos Linares. Esto se vió en el último Congreso que se realizó en el Parque Saavedra”, disparó.

El referente indicó que muchos se hicieron los  “distraídos” dentro del partido cuando pidió que “todos demos un ‘paso al costado’” atento a que muchos se fueron “por este tipo de actitudes, procedimientos, descreimientos, falta de confianza y reglas claras”, reclamó en diálogo con Cadena Tiempo.

“Es interminable la cantidad de adjetivos que se le pueden poner a los personajes que  -hace años- están ‘atornillados’ en sus puestos que no le hacen bien al partido ni a la Democracia”, apuntó Díaz.

El dirigente aseguró que lo que sucedió en el último congreso “se orquestó” y sin dudas “fue preparado como una ‘emboscada’ y con congresales que no daban el quórum. "A las 11:30  nos dijeron que esperemos que llegaban más congresales y -cuando vemos que entran- nos dimos cuenta que era un grupo de congresales de Comodoro Rivadavia. Estaban acompañados por particulares que venían desencajados, alterados y algunos –aparentemente- con armas de fuego”, repasó.

“Luego cruzaron todo el salón para saludarnos. Nos abrazaron y -cuando íbamos a sacarnos una foto grupal- el mismo que nos abrazó, nos dijo que no se iba a sacar una foto con nosotros. Nos pareció raro pero luego nos dimos cuenta que –en realidad- nos habían ‘marcado’ para que cuando pidamos la palabra arranquen los insultos y las amenazas. Incluso, algunos integrantes de la mesa de conducción nos pidieron que nos retiremos por la puerta lateral porque nos iban a destruir los vehículos y no íbamos a poder salir vivos de ahí”, denunció.

“Es peligroso cuando hay personas que estaban alteradas y mandadas por el presidente del partido porque las cosas se ‘pueden ir de las manos’. Era un ambiente violento, ‘patoteril’ y la gente rechaza esas cosas. Sabíamos que podría llegar a producirse pero no en una semejante magnitud”, admitió.


“También, me llamó la atención con la que el presidente del Congreso intentó expulsar. El único órgano para hacerlo es el Tribunal de Disciplina. Andrade estaba al lado mío quien dijo textualmente ‘Chubut es una provincia peronista porque vimos en las redes sociales que se hizo campaña con una botella de cerveza y sacamos 82.000 votos’. Fue un congresal de Comodoro Rivadavia quien dijo que ‘no se puede llamar como ‘borracho’ al presidente del partido”, puntualizó.

“Los barrabravas no son congresales. Tengo entendido que después se fueron a un partido de fútbol. Estaban apurados porque había un partido de fútbol y se tenían que ir. Los congresales tuvieron un comportamiento decepcionante porque manejar un Congreso de esa manera ahuyenta un eventual acompañamiento”, concluyó Coné

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!