RAWSON (ADNSUR) - García sostuvo que “queremos revisar algunos contratos, poder refinanciar algunos endeudamientos parar algunos amparos, y para eso necesitamos una ley de emergencia que ataque lo económico financiero” y sostuvo “que no solo deje de lado los sueldos de la administración pública y el aspecto previsional y educativo, sino que justamente esta reforma este para poder cumplir con las partes”. 

A su vez, García planteó que “un refinanciamiento puede ser que dé mayores intereses, pero también está la posibilidad de abonar con bonos de la provincia. Hay una serie de elementos que habrá que discutirlos, una serie de cuestiones que ameritan una negociación seria con un manejo serio y no discrecional desde el área pública, como se ha venido haciendo hasta ahora para cumplir con el pago de haberes del personal y el funcionamiento de áreas que son de incumbencia propia y específica del Estado como salud, educación, seguridad y justicia”. 

Además, el presidente del bloque del ChuSoTo remarcó que “hablaban de 28 o 29 mil de ingresos, pero no se superan los 22 o 23 mil millones de ingreso. Lo que sí están en 28 o 29 mil millones son los egresos. Entonces, ¿cómo haces para presentar un presupuesto con un déficit de 6 mil millones de pesos? Hasta ahora los cuatro presupuestos que presentó la actual administración fueron con déficit, el último con 450 millones de déficit, pero presentar un presupuesto con 6 mil millones de déficit es una aberración”. 

Por tal motivo, “necesitas recurrir a un endeudamiento para priorizar algunos gastos pero no detener la obra pública”, aseguró García y consideró que habrá que analizar los contratos a rescindir.

En tal sentido, García consideró necesario “dotar de herramientas administrativas económicas y financieras para salir de la crisis y enfrentar los próximos cuatro años”. Por ello, solicitó que el proyecto de emergencia sea tratado ahora. “Que salga del despacho de comisión, no se cierre en la comisión de presupuesto y tiren la llave al río, porque nos va a obligar a pedirlo en fecha cierta del 1 de diciembre. Es dotarlo de una herramienta al poder ejecutivo que asume en una situación extremadamente delicada y tiene que ver con la gobernabilidad”, y cuestionó que “no vamos a esperar al 1 de marzo a una extraordinaria, cuando son parte de los mismos responsables de la cámara a querer orejear qué, si saben bien lo que dejaron”. Ante los planteos de la diputada electa, Viviana Navarro, quien consideró que el presupuesto debería de ser tratado por la futura cámara, García dijo que “vaya ahora a ver los números”. 

ÁVILA “NO ES INCOMPATIBLE” 

Sobre la posible designación de Ávila en el directorio de Petrominera, García consideró que “no es incompatible, hay algunas actividades por ejemplo integrar el gabinete provincial o la cámara de diputados que es incompatible, pero ahí no porque es un ente ligado directamente a la actividad que desempeña Ávila en representación de los trabajadores” y añadió: “siempre ha habido un trabajador petrolero en el directorio de Petrominera, no me parece mal”. 

Además, sostuvo que “da un nivel de acercamiento al funcionario que toma ese tipo de determinaciones diferente y que nutre de herramientas que pueden ser esgrimidas a los fines de morigerar ese efecto pernicioso para los trabajadores”. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!