COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El intendente Carlos Linares encabezó el agasajo por el cierre de este  2017 que se realizó a los empleados del Municipio; y en ese marco,  destacó el pase a las plantas transitoria y permanente que benefició a  400 personas. Además, adelantó que “el 2018 será un año duro, pero lo  sabremos sobrellevar”.

El brindis por Fin de Año se llevó a cabo este viernes, en instalaciones  del Centro Cultural y contó con la presencia del inten

dente Carlos  Linares, miembros del gabinete, referentes del SOEM y APJ, y empleados  que se desempeñan en las distintas áreas municipales.

En la ocasión, Linares hizo alusión a la estabilidad laboral que se le  brindó a 400 trabajadores municipales, al efectivizarse 200 pases a la  planta transitoria y otros 200 a la planta permanente.

“Trabajamos en la construcción de un Municipio ordenado para la  estabilidad laboral de nuestros empleados; y en ese sentido, 400 personas mejoraron sus condiciones de trabajo”, explicó el intendente.

En esa línea, el jefe de la ciudad valoró el trabajo articulado con el  SOEM y el APJ; y subrayó que “después de lograr los pases, nuestro  objetivo es terminar con el trabajo bajo la figura de contratos”.

Asimismo, el intendente sostuvo que “siempre me resulta más fácil  ponerme del lado de los trabajadores” y adelantó que “el 2018 será un  año duro, pero lo vamos a saber sobrellevar porque los empleados  municipales trabajan permanentemente en benef

icio de la comunidad”.

“Superamos la catástrofe más importante de la historia de Comodoro y  podemos terminar el año con la frente en alto, mas allá de las cosas que  quedan por hacer. Somos un pueblo que está a la altura de cualquier  circunstancia que se presente y vamos a seguir por ese camino de  solidaridad”, concluyó Linares.