COMODORO RIVADAVIA (EL ANALISIS DE LA NOTICIA / Por Raúl Figueroa) - El acuerdo firmado el lunes para restablecer la actividad petrolera se basa en el compromiso de pago que deberá cumplir el Estado nacional por un monto de alrededor de 2.000 millones de dólares, por compromisos del año pasado, considerando las deudas que mantiene Nación por programas de incentivo como Gas Plus y Petróleo Plus.

A ello se suma el aporte del Estado provincial, por alrededor de 28 millones de dólares en el corriente año (420 millones de pesos), más el subsidio de Nación para completar los 10 dólares por cada barril de exportación, equivalente a otros 80 millones de dólares en el año, ó más de 1.200 millones de pesos (tomando el aporte por sobre el 20% de la producción de petróleo que se exporta), considerando un dólar de 15 pesos.

Además, las compañías que venden crudo al mercado externo se benefician con los reembolsos por puertos patagónicos, lo que puede sumar otros 4 dólares por cada barril vendido al exterior.

El Estado hará un gran esfuerzo para subsidiar la actividad petrolera, por lo que los resultados deberían verificarse en recupero de la actividad de perforación y producción, drásticamente reducidas durante los primeros meses de este año en la cuenca San Jorge.

Si el gobierno nacional y el provincial cumplen el compromiso asumido el último lunes, la operadora Pan American Energy promete “el levantamiento de 10 (diez) equipos adicionales condicionado al cumplimiento de las obligaciones” asumidas en los dos primeros puntos del acuerdo, es decir el pago de los programas “Plan Gas”, “Petróleo Plus” y el “Programa de estímulo y producción de petróleo 2015 y 2016”.

Por su parte, en el punto 4 del acuerdo, cuyo facísimil fue publicado en las últimas horas por El Inversor Online, la operadora YPF “se compromete a sostener el nivel de actividad actual”, aunque no hay menciones al restablecimiento de los 2 equipos de perforación en stand by.

Extrañamente, en el acuerdo suscripto no hay menciones a compromisos de otras operadoras, como Tecpetrol y Enap Sipetrol.

Según fuentes del sector citadas por el mismo medio especializado, en la industria calculan que la deuda global del Estado nacional por los programas mencionados es del orden de los 2.000 millones de dólares, que el erario público afrontaría con una nueva emisión de bonos con vencimientos para 2018 y 2024.

Por su parte, el gobernador Das Neves confirmó en las últimas horas que el aporte del Estado provincial sería del orden de los 420 millones de pesos, cifra que resulta de estimar la cantidad de barriles exportados desde la provincia, a los que la provincia subsidia con 2,5 dólares por unidad, a lo largo de todo el año (unos 28 millones de dólares, según cifras que publicó ADNSur con anterioridad). A ello se suman otros 7,5 dólares asignados por el Estado nacional, de lo que resultan más de 80 millones de dólares anuales, es decir otros 1.200 millones de pesos.

Además, las compañías que venden al mercado externo suman el beneficio restablecido por la exportación a través de puertos patagónicos: 9% si sale por Comodoro y 12% si se vende por Caleta Olivia. Es decir, alrededor de 4 dólares adicionales por barril, lo que proyectado a la exportación de Chubut equivale a otros 3,6 millones de dólares por mes, ó 43 millones de dólares en el año, es decir algo más de 645 millones de pesos.

Pese a ello, la Cámara de Empresas de Operaciones Especiales presentó, al día siguiente de dicho acuerdo, un planteo de Procedimiento de Preventivo de Crisis. De llevarse a cabo, un Estado debilitado y desfinanciado por los subsidios a las poderosas compañías petroleras, debería además afrontar el costo social del impacto provocado por aquel procedimiento.