RAWSON (ADNSUR) - El tema de los ingresos de los diputados provinciales de Chubut siempre es motivo de polémica, en tanto gran parte del período anterior se consumió en el debate –sin definición concreta- en torno a si los gastos de bloque, por ejemplo, debían blanquearse o no, ya que que se suman al ingreso mensual de los legisladores, para realizar prestaciones de ayuda o asistencia social. Para el año 2016, una serie de resoluciones firmada por el vicegobernador Mariano Arcioni ha fijado los montos que dispondrán este año los representantes del pueblo para brindar asistencia a personas que se lo soliciten: cada uno cuenta con un “cupo máximo” de 143.000 pesos anuales para ser entregados en carácter de “aporte institucional” en el territorio provincial, a lo que se suma una cifra promedio de 27.400 pesos por diputado en carácter de “Gasto de Bloque”. Ambos conceptos, al igual que los 16 pasajes terrestres y 18 aéreos “innominados” al año, son independientes de la dieta de cada legislador, que según el gobernador Das Neves se ubica en 60.000 pesos mensuales.

Mientras el vicegobernador Arcioni confirmó hoy a ADNSur que se restablecieron los gastos de bloque, aunque no se pagarán hasta saldar la deuda con proveedores, la resolución 101, que lleva su firma y fue fechada el 31 de marzo pasado, le da forma institucional a dicho reconocimiento.

En efecto, dicho instrumento normativo dispone que los “gastos de bloque” “del período 2015-2016 y a partir del mes de diciembre de 2015 y hasta el mes de diciembre de 2016”, tendrá un monto de 740.000 pesos, distribuidos del siguiente modo: 440.000 pesos para el bloque Frente para la Victoria; 225.000 pesos para Chubut Somos Todos; y 75.000 para Cambiemos.

Si bien la resolución no lo aclara taxativamente, fuentes del ámbito legislativo confirmaron a esta agencia que dicha cifra es de carácter mensual, por lo que el promedio general sería de 27.400 pesos mensuales para cada legislador, aunque la distribución por bloque arroja datos ligeramente diferentes: divididos en 16 diputados, los 440.000 del FPV representan 27.500; los de Chubut Somos Todos dispondrían de algo más, ya que la cuenta entre sus 8 representantes arroja un monto de 28.125 pesos mensuales; y los 3 de Cambiemos quedan relegados, ya que disponen de 25.000 pesos mensuales por este concepto.

Si se suman estos montos disponibles a los que 11.900 que representan los fondos para aportes institucionales (de acuerdo con la Resolución número 100), que se canalizan a través de subsidios a personas o instituciones en distintos puntos del territorio provincial, la suma asciende a alrededor de 39.000 pesos por legislador (con las variaciones arriba detalladas).

La Resolución 102, también fechada el 31 de marzo, determina la asignación de pasajes para los diputados provinciales. En este caso el cupo es de 26 tramos terrestres innominados, es decir abiertos hacia cualquier destino del país, además de 18 tramos aéreos en las mismas condiciones.

Estos ingresos adicionales son justificados por quienes conocen el trabajo legislativo, pero suelen provocar cuestionamientos severos desde el resto de la sociedad. Incluso el propio gobernador Das Neves utilizó este tipo de crítica cuando se cruzó con los legisladores de la oposición, acusándolos de negarse a trabajar, cuando demoraban la aprobación de la ley de emergencia económica que, vale recordar, se aplica para los proveedores y empleados del Estado.

160.000 PESOS MENSUALES

En esa oportunidad, el mandatario provincial había dicho que cada legislador le cuesta al Estado provincial “ 160.000 pesos mensuales”, al sumar los gastos de representación arriba detallados, con una dieta de 60.000 pesos mensuales, desatando una polémica y el impulso a la creación de una comisión especial –promovida por el FPV- para determinar cuánto cobra realmente cada legislador.

“Los gastos forman parte de la actividad en la Legislatura, desde la comida a la vestimenta, además de los subsidios que se brindan a gente que pide una mano por distintos problemas –contó un ex legislador provincial, en relación al siempre polémico tema-. Entendemos que la gente se moleste con estas discusiones, pero cada aporte que se hace es rendido ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia”, justificó.

Por su parte, el vicegobernador Arcioni reconoció que dichos aportes habían quedado suspendidos por la emergencia económica, advirtiendo que si bien fueron restablecidos, no se pagarán hasta tanto se salde la deuda que tiene Legislatura con el resto de sus proveedores, valorando además el clima de buen diálogo que se estableció entre los bloques. De cualquier modo, los diputados no tendrán inconvenientes: todas las resoluciones marcan la retroactividad al 1 de enero de este año, pudiendo así recuperar los fondos no percibidos en aras de la emergencia económica.