COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En agosto de 2016, la Legislatura de Chubut autorizó la emisión del bono BOCADE. Como su nombre lo indica, “Bono de Cancelación de Deuda”, parte de la fundamentación fue que se debían afrontar deudas anteriores a diciembre de 2015. Con la asignación de un 15 por ciento para municipios, el resto se dividió en partes iguales con la finalidad de pagar deudas y para realizar obras públicas. Sin embargo, hasta el día de hoy no está claro qué deudas se cancelaron, ni tampoco hay un detalle de obras realizadas con semejante endeudamiento.

El bono fue colocado con una tasa del 7,75% anual y con vencimientos trimestrales, previstos para los días 26 de cada mes de enero, abril, julio y octubre, hasta el año 2026. Si el acuerdo que intenta ahora el gobierno prospera, los vencimientos se extenderían hasta el año 2030, pero no habría período de gracia, es decir que los vencimientos continuarán pagándose como está previsto, aunque a un monto substancialmente inferior.

Además del BOCADE, la provincia también afronta vencimientos por el bono provincial denominado BOPRO, por 50 millones de dólares, que también se contrajo en el año 2016, por la administración Das Neves. En ese caso, los vencimientos para el año próximo totalizarán 11,3 millones de dólares, a razón de 2,8 millones por trimestre. Se trata de un título fue colocado a una tasa del 8,75 por ciento y los pagos continuarán regularmente hasta el año 2026.

Finalmente, quedará por cancelar el BODIC 2, que había sido colocado por el gobierno de Martín Buzzi y terminará de cancelarse en abril del año próximo, con un vencimiento de 5,6 millones de dólares. En total, el título original fue de 89 millones de dólares, a una tasa del 4,75 por ciento, colocado en 2014. Y se trata de la segunda parte de un primer título, el BODIC I, colocado en 2013, también por el gobierno de Buzzi, por 120 millones de dólares y una tasa del 4 por ciento anual, lo que se terminó de pagar en octubre del año pasado.

Tampoco en el caso de los títulos Bodic hay claridad sobre las obras: con el primer tramo se habían proyectado 10 “centros de encuentro”, de los cuales 4 correspondían a Comodoro Rivadavia. Recientemente, la provincia firmó un convenio con el municipio para transferir las dos estructuras iniciadas, para que la comuna local se haga cargo de la finalización. Con el segundo tramo estaba contemplado construir “dos hospitales”, uno en Trelew y otro en Comodoro Rivadavia, pero los resultados están a la vista: en la urbe petrolera, ni siquiera llegó a iniciarse la obra.