El especialista en temas económicos, Daniel Ehnes, cuestionó a los diputados de Juntos por el Cambio porque “quisieron vender que la iniciativa es de ellos y era sabido que esto no se iba a tratar sobre tablas, porque el resto de los legisladores no lo conoce”, pero confió de todos modos en que el tema pueda llegar a aprobarse en el futuro. “Chubut es la última provincia en materia de rutas asfaltadas, pese a que produce uno de los componentes del asfalto, que es el petróleo”, detalló al enumerar los argumentos para buscar la reparación.

“Si Macri le triplicó a CABA los recursos por decreto en 2016, pese a que es el distrito más rico del país y luego Alberto Fernández se lo quitó para incrementarle la coparticipación a Buenos Aires, bien puede apoyarse este proyecto que no busca recortar a otras provincias, sino compensar con 3 herramientas una parte de los más de 2.000 millones de dólares que Chubut perdió en los últimos 33 años”, expresó Ehnes, en una entrevista exclusiva con el canal digital de ADNSUR.

En el plano político, Ehnes cuestionó a los diputados de Juntos por el Cambio que el martes promovieron el tratamiento sobre tablas en el Congreso, “porque algunos como Menna habían rechazado el proyecto con una gacetilla antes de que se terminara de presentar, pero ahora se dieron cuenta de que pueden hacer campaña”, criticó.

Aunque valoró que los representantes de la provincia apoyen el proyecto, fustigó el planteo del martes, “porque entre los votos que se opusieron también hay diputados de Juntos por el Cambio, no es que ahora hayan cambiado hacia una concepción federalista del país”. Por otro lado, reconoció que un proyecto de estas características debe ser analizado y presupuestado por el gobierno nacional, con un análisis profundo por la complejidad del tema.

Argumentos a favor de la ley

Durante la entrevista, Ehnes explicó el origen histórico de la reparación que hoy busca Chubut para recuperar el índice histórico de coparticipación y volver al 1,96 por ciento del total, luego de que en 1988 se redujera a 1,58 por ciento sin ninguna compensación a cambio, como sí ocurrió con Buenos Aires desde 1992 y más cercano en el tiempo, en 2017 y 2019, con los gobiernos de Cambiemos y del Frente de Todos.

Al cuantificar la pérdida de Chubut por la reducción del 20 por ciento de sus ingresos a lo largo de 3 décadas, en un monto de 2.042 millones de dólares acumulados hasta diciembre de 2020, el consultor aclaró sin embargo que la ley no busca una devolución de ese monto en forma inmediata, sino de manera gradual y paulatina.

En principio se apunta a la restitución del índice histórico, es decir del 1,96 por ciento, lo que para Chubut significaría unos 20.000 millones de pesos adicionales por año, a valores de hoy, lo que no significa una incidencia importante para el Estado nacional. “Esto no significa quitar a otras provincias, como dicen algunos diputados que representan a Chubut”, señaló, en alusión al justicialista Santiago Igón, “sino que el Estado nacional debería ceder una parte, que es nada en términos económicos, si tenemos en cuenta que acaba de emitir 260.000 millones de pesos para la cancelación de letras”.

Para compensar la deuda acumulada hacia atrás, el proyecto propone 3 vías:

▪️ La primera, que en los presupuestos de los próximos 10 años Nación asigne recursos para infraestructura por el equivalente a casi dos puntos del total, ya que el promedio histórico desde 1983 ha sido del 1,1 por ciento. “Somos la provincia 24 en materia de asfalto, pese a que producimos el principal componente que es el petróleo”, graficó.

▪️ La segunda vía apunta a la cancelación de deudas de Chubut con el Estado nacional, que hoy supera los 20.000 millones de pesos.

▪️ Y la tercera “y más importante, es una herramienta para nueva radicación de industrias en la provincia, ya que hoy exportamos pescados y mariscos, por ejemplo, pero no hay ninguna fábrica para enlatar el pescado. Se busca que no haya impuestos a la inversión, como ocurre hoy (que se empieza a pagar ganancias presuntas antes de producir nada), sino que apliquen los impuestos sobre la producción, lo que significaría un círculo virtuoso que también favorece al Estado nacional”.

Las perspectivas de que el proyecto se instale en la discusión nacional y los argumentos por lo que Chubut podría aspirar a compensaciones como las que tuvieron la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires forman parte también de la fundamentación del proyecto, “incluso el gobierno podría hacerlo por vía de un decreto si no hay acompañamiento del resto de las provincias”, razonó.

La última vía sería la judicial, que es la menos aconsejable, porque la Corte puede tardar mucho tiempo en expresarse sobre el tema”, dijo finalmente, para recordar que también hay antecedentes que han dado la razón a otras provincias en el reclamo por el reparto de la torta con el Estado nacional.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!